Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJC dice ahora que la sentencia del catalán puede afectar al modelo educativo

Gimeno había afirmado que la sentencia solo repercutiría en las familias demandantes

El Gobierno catalán confía en encontrar una solución con el TSJC por la lengua en la enseñanza

La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau. Ampliar foto
La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau. EUROPA PRESS

El Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) ha puntualizado que su interlocutoría sobre el catalán en la escuela sólo insta a la Generalitat a cumplir las sentencias del Tribunal Supremo, aunque admite que éstas no especificaban si únicamente afectan a las familias demandantes, por lo que "podía significar" que deben aplicarse a todo el sistema educativo catalán. Sin embargo, el presidente del TSJC, Miguel Angel Gimeno, había considerado este domingo que la sentencia sólo da respuesta a la demanda de las familias demandantes, pero que no cuestiona el modelo de inmersión lingüística de Cataluña.

La Generalitat por su parte va a presentar un recurso contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el que se ordena al Gobierno que preside Artur Mas (CiU) que incluya el castellano como lengua vehicular en las escuelas. La consejera de Educación, Irene Rigau, ya ha adelantado, sin embargo, que, pase lo que pase, "el 2 de noviembre no va a a pasar nada". En declaraciones a Rac1 ha advertido que el Ejecutivo catalán "no separará a nuestros alumnos por razón de la lengua".

La consejera sostiene que de ejecutarse el auto tal y como está planteado se fomentaría la creación de guetos de niños en función del idioma. "¿Qué vamos a tener que hacer, unas escuelas en catalán y otras en castellano? En el patio acabarían jugando el equipo de los catalanoparlantes contra el de castellanoparlantes". Rigau ha defendido el actual modelo de inmersión en el que, según ha declarado, "nuestros alumnos dominan el castellano tan bien como los de Burgos", aunque ha reconocido que debería "enseñarse mejor la lengua. Pero aquí y en Ciudad Real".

Rigau que considera que la resolución judicial  es un "acoso de un Estado contra una lengua", se ha mostrado dispuesta a abandonar la política si finalmente el TSJC no atiende al recurso que va a presentar la Generalitat. "Si he de dejar la política por el modelo lingüístico lo haré. Me comprometí precisamente por eso", ha recalcado. La consejera sí se ha mostrado dispuesta a atender casos concretos de las familias que han demandado la enseñanza en castellano "pero no a cambiar todo el sistema".

Convergència i Unió ha cerrado filas hoy en torno al Gobierno de la Generalitat y ha expresado su “total apoyo” a la tarea del ejecutivo catalán, incluyendo la inmersión lingüística. El secretario general adjunto de CiU, Oriol Pujol, también se ha mostrado satisfecho por las declaraciones del presidente del TSJC “que dibujan una línea que tranquiliza”, ha añadido. Pujol también ha valorado positivamente las palabras del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que ayer se expresó en el mismo sentido que Gimeno. El secretario general adjunto de CiU ha instado al Gobierno español a que demuestre su apoyo al modelo educativo catalán y que pase “de palabras a hechos”. 

El PP ha exigido hoy al Gobierno catalán que cambie el modelo lingüístico que aplica en las escuelas para que el castellano sea también lengua docente y ha acusado al ejecutivo de Mas de aprovechar la polémica para "atizar el fuego" y simular sin razón un "ataque contra Cataluña y contra el catalán". El portavoz del PPC en el Parlament, Enric Millo, ha asegurado que la postura "irresponsable" del Ejecutivo de incumplir la resolución del TSJC que le obliga a adaptar el sistema en dos meses "no ayuda nada a que las relaciones" entre ambos partidos "sean buenas", y ha acusado al ejecutivo de "politizar" este asunto por "interés electoral".

El TSJC prohíbe al Ayuntamiento de Sant Pol que el catalán sea lengua única de comunicación

EUROPA PRESS

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado uno de los artículos del reglamento municipal de Sant Polde Mar (Barcelona) en el que se instaba a redactar toda la documentación en catalán.

Se trata del inciso final del artículo 5.1 del Reglamento Orgánico Municipal, aprobado el 31 de julio de 2008, y que fue recurrido por el gabinete jurídico de Convivencia Cívica Catalana (CCC) a instancias de un concejal de un partido independiente de Sant Pol, Enrique Abad.

En su auto, el TSJC apela a otras sentencias sobre el mismo tema y asegura que la obligación de uso de una de las lenguas oficiales, excluyendo la posible utilización de la otra lengua también oficial, "no respetan el principio de cooficialidad" dispuesto en el artículo 3 de la Constitución.

"Una cosa es que el catalán sea la lengua de uso normal de las administaciones públicas, en cuanto a lengua propia de Cataluña, y otra distinta que se excluya totalmente el uso de la otra lengua cooficial", reza la sentencia que podrá ser recurrida ante el Tribunal Supremo en el plazo de 10 días.

Por su parte, Jordi Cañas, el portavoz de Ciutadans, ha instado a Mas a acatar la decisión del TSJC y a "no enrocarse en la insumisión". Algo que también ha recalcado el presidente del PP, Mariano Rajoy, durante una entrevista en Onda Cero. Rajoy ha advertido al presidente de la Generalitat que sería "dramático" que incumpliera "manifiestamente" la resolución judicial. "Si nadie cumple la ley y si nadie cumple las sentencias de los tribunales tenemos un problema: nos hemos liquidado el Estado de Derecho", ha manifestado.

Más información