Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña recorta el 27% las ayudas para guardería en pleno agosto

Los alcaldes se rebelan y se debaten entre cerrar plazas o aumentar tarifas

Niños jugando con triciclos en el patio de las guardería Bambi, en Barcelona. Ampliar foto
Niños jugando con triciclos en el patio de las guardería Bambi, en Barcelona.

Después de la sanidad pública el recorte de la Generalitat de Cataluña llega a las guarderías y a las escuelas de música. Y lo hace en pleno agosto. Los Ayuntamientos catalanes están en vilo en plenas vacaciones por las noticias que les llegan desde el departamento de Enseñanza que apuntan a un recorte cercano al 27% en la subvención que el Gobierno autónomo otorga a las plazas de guardería municipal. Los Presupuestos aprobados la última semana de julio establecen que la partida bajará bajará desde los 77,8 millones de 2010 hasta los 57,7 de este año. Varios Ayuntamientos han recibido comunicaciones de la Generalitat que plantean reducciones en la subvención que pasaría de 1.800 euros por plaza y año hasta los 1.300, un 27% menos. La Generalitat reaccionó ayer a la alarma de los alcaldes asegurando que está estudiando ampliarlo de nuevo hasta 1.600 euros.

Este baile de cifras en pleno agosto lleva de cabeza a los consistorios, que no saben cómo tendrán que cerrar las cuentas del curso que ha acabado y, lo que es más grave, no saben cómo afrontar el que comienza dentro de un mes. “La matrícula ya está cerrada y las tarifas también, no podemos decirles a los padres justo antes de comenzar que los precios van a variar”, lamenta Manuel Bustos, alcalde socialista de Sabadell.

Cataluña tenía el curso pasado 837 guarderías públicas con 51.819 alumnos. El régimen económico de estos servicios, de titularidad municipal, establece que la Generalitat subvenciona 1.800 euros por plaza y año. El resto lo paga el Ayuntamiento y los padres, que acaban desembolsando alrededor de 200 euros al mes en función de los servicios contratados.

Las cifras

  • En Cataluña existen 837 guarderías públicas. La cifra se ha duplicado en siete años, ya que en el curso 2003-04 funcionaban 395 escuelas infantiles.
  • El curso 2010-11 contó con 88.905 alumnos de estudios infantiles (de 0 a 3 años), 51.819 de los cuales pertenecían a centros públicos.
  • El nivel de educación infantil da trabajo a 9 .941 profesores.
  • La Generalitat ha reducido el 25% el presupuesto para guarderías públicas, que pasa de 77,2 millones en 2010 a 57,7 millones este año. En cambio, la reducción de la asignación a los centros privados es menor, del 5%, pasando de 9,3 millones en 2010 a 8,8 millones en 2011.
  • Enseñanza paga 600 euros actualmente por alumno de las escuelas de música públicas. El recorte deja la ayuda en 300 euros, ampliable hasta 470 euros.

Los cambios que plantea la Generalitat agrandarán el agujero económico que ya tienen los Gobiernos locales. Un ejemplo: LLeida, que presume de ser la capital con una ratio de guardería pública por habitante más elevada, puede acabar el año con un incremento de la deuda de 478.000 euros este año por culpa de esta situación. El alcalde, Àngel Ros (PSC), explica que los cerca de 1.000 alumnos que tienen sus guarderías no verán incrementadas las tarifas. “Este año el recorte lo tendrá que asumir el ayuntamiento”. Después, ya se verá.

Ante esta situación los Ayuntamientos tienen dos opciones: o cargar el sobrecoste a los padres o reducir el número de plazas. Y aquí cada Ayuntamiento tiene su punto de vista. El socialista Ros asegura que no va a recortar. “Nuestro ayuntamiento es más responsable que la Generalitat de Cataluña. No podemos dejar de dar prioridad a la educación”, asegura. No piensa lo mismo el concejal de Hacienda de Badalona, Ramón Riera (PP): “No tenemos clara la situación y acabará decidiendo el concejal de Educación, pero lo que está claro es que por algún sitio habrá que recortar”.

La situación es especialmente dramática en los municipios pequeños. En Altafulla (Tarragona), con 4.700 habitantes, el Ayuntamiento tiene dos guarderías. “Las dos están llenas ya para el próximo curso porque aceptamos alumnos de otros municipios”, explica su alcalde Fèlix Alonso quien todavía no ha recibido ninguna comunicación oficial del Gobierno autonómico.

El departamento de Enseñanza confirmó ayer que habrá recortes o, en su lenguaje, un “adelgazamiento” de las ayudas al igual que ya se ha reducido un 10% la inversión en sanidad y hasta el 33% en el gasto corriente de los institutos. No está claro hasta donde llegará el tijeretazo.

En las sucesivas reuniones que ha mantenido la Generalitat con las dos asociaciones de municipios catalanas lo único que ha quedado claro a los alcaldes es que para 2011 el objetivo era reducir la subvención hasta los 1.300 euros por plaza si bien la Generalitat añade ahora que su intención es volverlo a complementar con los nuevos presupuestos encima de la mesa. Una portavoz de Enseñanza aseguró que se puede llegar a los 1.600. Los alcaldes, sin embargo, han recibido estimaciones de la Generalitat donde la subvención se queda en 1.300 euros. El Gobierno autónomo se justifica en parte por el recorte en las transferencias del Ministerio de Educación, que aporta 100 millones anuales a las autonomías para mantener plazas de guardería, informa Pilar Álvarez.

En mayo, el Consejo de Ministros aprobó el reparto en el que el criterio que más pesa es la población de niños menores de dos años que tenga cada comunidad. Cataluña ha recibido 17,5 millones de la partida de 2011, solo por detrás de Andalucía (20,5). Entre las más beneficiadas están también Madrid (15,1) y la Comunitat Valenciana (11,3). Según estimaciones del Ministerio, en España hay más de 7.000 centros con 400.000 niños escolarizados en esta etapa educativa, que no es obligatoria.

Estudios musicales recortados el 50%

Las tijeras del Departamento de Educación de la Generalitat han llegado también a las escuelas de música municipales. Estos días los ayuntamientos están recibiendo una carta oficial de la administración autonómica comunicándoles que la subvención que recibían hasta ahora de 600 euros por alumno se verá reducida a la mitad, hasta los 300 euros. La reducción de la ayuda, que percibían alumnos de entre 4 y 18 años, afecta a cerca de unas 200 escuelas de música y danza públicas catalanas. Además, la medida es retroactiva y se aplica al curso escolar 2010-11, ya finalizado.

Fuentes de Educación matizan el recorte porque sostinenque la intención es llegar hasta los 470 euros de subvención “según la disponibilidad de presupuesto”. Las entidades que agrupan los ayuntamientos catalanes desconfían de la promesa y piden verla por escrito, ya que de momento el único documento establece la reducción del 50%.

Los municipios se han levando en cólera contra este nuevo recorte de la Generalitat. Critican las formas en que Educación les ha comunicado la rebaja (el pleno agosto y sin posibilidad de reacción hasta septiembre) y el hecho que la medida sea retroactiva. “Nos genera un grave problema porque los padres ya han pagado y en el presupuesto contábamos con la subvención. Ahora será el Ayuntamiento quien deba hacer frente a la diferencia”, lamentó la concejal de Educación de Vic (Barcelona), cuya escuela de música acoje unos mil alumnos.

Los municipios se plantean subir las cuotas o establecer una tarifa según el nivel de ingresos familiares, reducir los gastos (no comprando nuevos intrumentos) o incluso eliminar cursos con pocos alumnos.