ES AZNAR

Aquí estoy yo

Brusco e incómodo incluso para los suyos, el ex presidente José María Aznar desata ciclones a su paso. Tras haber abandonado la presidencia con 51 años, ha esculpido sus abdominales, ganado un buen dinero y labrado amistades tan fulgurantes como poco ortodoxas. Pero no está dispuesto a hacer concesiones políticas. Ahora menos que antes. Porque es un halcón y se siente libre. EL PAÍS reconstruye su nueva vida

Reportaje:

Aznar Asesores, SA

El ex presidente acumula tareas de asesor de empresas, la última de ellas facilitar a Joseph E. Robert, para el que trabaja, una reunión con el presidente argentino, Kirchner