Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de la empresa de Aznar y Botella cae al mínimo desde su creación

Famaztella sufrió la depreciación de sus inversiones en Bolsa y en divisas

La firma ha acumulado un patrimonio de 2,2 millones desde 2004

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la semana pasada.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la semana pasada. AFP

Famaztella, la empresa familiar que preside el expresidente del Gobierno, José María Aznar, y en la que actúa como secretaria la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ganó 148.822 euros en 2012. Eso supone un descenso del 36% frente al resultado de 2011, debido sobre todo al impacto cambiario y a la depreciación de sus inversiones en Bolsa. Ese resultado es el más bajo de un ejercicio completo desde la fundación de la empresa en 2004 y supone solo la tercera parte de los resultados que llegó a alcanzar en 2009, su mejor año.

Fundada con un capital de 3.000 euros en mayo de 2004, la empresa ha alcanzado un patrimonio de algo más de 2,2 millones de euros.

Famaztella se dedica a la explotación de los derechos de propiedad intelectual de Ana Botella y José María Aznar en todas sus manifestaciones, como libros, escritos, discursos, alocuciones, conferencias y otra análogas, cualquiera que sea el soporte, según reza su objeto social. ha obtenido los mayores ingresos y beneficios en los años en que Aznar o Botella han publicado libros.

El pasado ejercicio no fue malo para los ingresos de la sociedad, que crecieron un 2%, hasta los 246.957 euros. El resultado de explotación, en una empresa que apenas tiene gastos, también creció, hasta 232.207 euros. A eso se unieron ingresos financieros (como intereses o dividendos) procedentes de las inversiones que tiene la sociedad que sumaron 99.020 euros a la cuenta de resultados, frente a los solo 18.179 del año anterior.

Sin embargo, la empresa de Aznar y Botella apostó por el dólar en plena crisis del euro y tiene buena parte de sus inversiones en dólares. La recuperación del euro en la segunda mitad del año pasado ha provocado que la empresa sufre diferencias de cambio (pérdidas con divisas) de 76.436 euros. A eso se suma el resultado negativo por enajenaciones de instrumentos financieros (en ese epígrafe se contabilizan las pérdidas en Bolsa, por ejemplo) por importe de 56.361 euros.

Con ello, el resultado antes de impuestos fue de 198.429,65 euros que, tras los impuestos, se quedan en 148.822 euros. Gestionar los derechos de propiedad intelectual a través de una empresa permite a la familia Aznar Botella tributar al tipo de las pymes, un 25%, mientras que si declarasen los ingresos de sus libros directamente en el IRPF como actividades profesionales hubieran tenido que soportar tipos impositivos superiores al 50%.

La empresa de Aznar y Botella tenía aún a cierre de 2012 inversiones en dólares por el equivalente a 952.132 euros y en euros por 960.438 euros.