Seleccione:
EL PAÍS
Irene Sánchez embolsa uno de los patés de SWGourmet sobre una de las cajas de jamón decoradas por su madre.
Un Futuro Cercano, un proyecto de Correos

El futuro del jamón ibérico se ensaya en la sierra onubense de Aracena

Tras profesionalizarse y digitalizarse, la industria del jamón ibérico afronta ahora varios retos: exportar más y, a la vez, convertirse en una herramienta contra el cambio climático. En ello, tendrán un papel determinante pequeños productores como SWgourmet (Huelva) y distribuidores que, como Correos Market, permitan llegar a cualquier lugar con la sostenibilidad como clave

Marta y Eduardo Donato, en la oficina de Maladúa, la empresa que vende el jamón más caro del mundo. El ordenador muestra el mensaje: "sin conexión".

Vivir sin red

El productor del jamón más caro del mundo sufre, como casi cinco millones de españoles, una deficiente conexión a Internet o a la telefonía básica. Con clientes entre la élite mundial, tiene que subir a un monte para llamar o acercarse a un centro público para realizar gestiones habituales en línea

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada