_
_
_
_

Blinken acusa a Hamás de pedir cambios inaceptables a la propuesta estadounidense de tregua en Gaza

El diplomático cierra una nueva gira por Oriente Próximo sin lograr impulsar el plan de Biden. El movimiento palestino condiciona su luz verde a la obtención de garantías sobre el final de la guerra

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en su conferencia conjunta con su homólogo catarí, Mohammed Bin Abdulrahman Al Thani, en Doha, el 12 de junio de 2024.
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en su conferencia conjunta con su homólogo catarí, Mohammed Bin Abdulrahman Al Thani, en Doha, el 12 de junio de 2024.Ibraheem Al Omari (Pool/AP/Lapresse)
Marc Español

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró el miércoles desde Qatar que la respuesta de Hamás a la propuesta de alto el fuego en Gaza anunciada por el presidente Joe Biden a finales de mayo plantea “muchos cambios” y que algunos de ellos son aceptables, pero otros no. El jefe de la diplomacia estadounidense, que cerró en Doha su octava gira en Oriente Próximo desde octubre precisamente con el objetivo de impulsar la hoja de ruta de su Administración, avanzó que seguirán trabajando en los próximos días junto con Qatar y Egipto para tratar de salvar las diferencias entre el movimiento palestino e Israel. Pero sus declaraciones dejan en el aire el futuro del plan trazado por Washington.

Manteniendo el tono contundente de los últimos días contra Hamás, Blinken declaró en una rueda de prensa junto a su homólogo qatarí, Mohammed Bin Abdulrahman Al Thani, que el movimiento palestino podría haber respondido a la propuesta de Biden con un simple “sí”, pero que en lugar de ello “esperó unas dos semanas y luego propuso cambios adicionales, algunos de los cuales rompen con la postura adoptada anteriormente”. El diplomático estadounidense declinó detallar qué cambios ha sugerido Hamás, pero afirmó que continuarán presionando en los próximos días de la mano de Qatar y Egipto para ver “si es posible acercar las diferentes posiciones” e “intentar alcanzar el acuerdo”. También consideró que “Hamás debe decidir”, y que su rechazo implicaría que continúe la guerra.

Poco después de la comparecencia de Blinken, el alto cargo y miembro del buró político de Hamás Osama Hamdan afirmó a la cadena qatarí Al Arabi que las declaraciones del diplomático confirman que este “forma parte del problema y no de la solución”, y reiteró que quien rechaza un acuerdo es Israel al insistir en que la tregua en la guerra sea solo temporal. Otro miembro de la oficina política del movimiento, Izzat Al Rishq, declaró horas antes, según un comunicado del grupo, que su respuesta al plan estadounidense es “responsable, seria y positiva” y que su postura “es coherente con las exigencias” planteadas hasta ahora y “abre una vía amplia para alcanzar” un acuerdo. En una reunión celebrada en Doha el lunes entre el jefe político de Hamás, Ismail Haniya, y el secretario general de la Yihad Islámica, Ziad Al Najalah, ambos subrayaron que cualquier acuerdo debe incluir, entre otras condiciones, un “cese permanente” de la ofensiva israelí y la “retirada completa” de sus tropas de Gaza.

Fuentes israelíes han afirmado a medios locales desde la noche del martes que la respuesta de Hamás a la propuesta estadounidense equivale en cambio a un rechazo. Mientras, el movimiento palestino sostiene que están intentando garantizar la retirada de las tropas israelíes de Gaza y el cese de los ataques para evitar que estos se reanuden una vez liberados todos los rehenes, según afirmaron fuentes del grupo al periódico israelí Haaretz. Aunque el plan de Biden se elaboró junto al Gabinete de guerra israelí, y a pesar de la insistencia de Blinken en que el Gobierno de ese país ha aceptado la propuesta, públicamente no ha sido así y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha lanzado mensajes contradictorios al respecto.

Por su parte, Al Thani, el primer ministro y ministro de Exteriores de Qatar, declaró en la rueda de prensa con Blinken que es necesario alcanzar “una solución permanente” y no solamente “temporal” en Gaza, y consideró que la propuesta de tregua que hay encima de la mesa es ahora la mejor vía para acercar posiciones entre Hamás e Israel. Egipto, el otro mediador principal entre las partes, está a su vez intensificando los esfuerzos diplomáticos para intentar salvar las negociaciones en curso, según declaró una fuente de alto nivel del país a la cadena de televisión estatal Al Qahera News.

Durante su comparecencia en Doha, Blinken también consideró que alcanzar un acuerdo de tregua en Gaza es la mejor manera para impulsar una “solución diplomática” en la frontera entre Israel y Líbano, donde el ejército israelí y el movimiento libanés Hezbolá llevan enzarzados en una espiral de violencia desde el inicio de la ofensiva contra Gaza. Poco antes, Israel había confirmado haber matado a un alto mando de Hezbolá, a lo que el grupo respondió con su mayor ataque desde el inicio de la guerra.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_