El Pentágono afirma que los documentos publicados por EL PAÍS muestran la voluntad de negociación de Estados Unidos con Rusia

El portavoz del Departamento de Defensa señala que la carta “confirma al mundo entero” que Washington está esforzándose al máximo “por encontrar una solución diplomática”

El portavoz del Pentágono, John Kirby, este miércoles durante la rueda d eprensa en la sede del Departamento de Defensa.Foto: ANDREW HARNIK (AP)

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha afirmado este miércoles que los documentos confidenciales publicados en exclusiva por EL PAÍS —que incluían las respuestas de Washington y la OTAN a las peticiones de Rusia— muestran la voluntad de negociación de Estados Unidos con el Kremlin con el fin de solventar la crisis de Ucrania. Kirby se ha referido a esta documentación motu proprio en su discurso inicial antes de una rueda de prensa en el Departamento de Defensa. “Nosotros no hicimos público este documento, pero ahora que lo es, confirma al mundo entero lo que siempre hemos dicho: no hay diferencia entre nuestras declaraciones públicas y nuestras conversaciones privadas”, señaló. “La OTAN y sus socios están unidos en su decisión de abrir una diplomacia seria y constructiva. Estados Unidos está haciendo el último esfuerzo por encontrar una solución diplomática”, concluyó.

Poco después, a preguntas de un periodista, Kirby ha señalado que no iba a abundar sobre la propuesta de negociación de Estados Unidos en público. “Un medio de comunicación europeo la ha publicado y puede verla ahí”, ha respondido en referencia a la publicación de EL PAÍS. “Demuestra que lo que hemos dicho en público es lo que hemos dicho a los rusos en privado, que estamos dispuestos a abordar las preocupaciones de seguridad en Europa de forma recíproca”.

El portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Edward Price, durante una conferencia el 1 de febrero de 2022 en Washington.Foto: Susan Walsh/Pool via REUTERS | Vídeo: Reuters

Por su parte, Moscú, destinataria de los documentos enviados por EE UU y la OTAN, ha reaccionado con cautela a la publicación de los mismos. La única declaración al respecto de un alto cargo ruso este miércoles ha sido la del portavoz del presidente Vladímir Putin: “Nosotros no hemos difundido nada, no quiero comentar esto”, ha contestado Dmitri Peskov al ser preguntado por el contenido de las cartas. El portavoz subrayó ante la prensa que el Kremlin había prestado especial atención al material, aunque evitó profundizar en ello y se ciñó a las palabras pronunciadas un día antes por Putin.

La principal agencia de noticias estatal rusa, RIA Novosti, comprobó la veracidad de los documentos con sus propios contactos diplomáticos. “Sí’, dijo la fuente cuando se le preguntó si podía confirmar la autenticidad del documento”, según publicó el medio en una escueta noticia de párrafo y medio.

En su comparecencia, el portavoz de Putin recordó que el presidente ruso “hizo una valoración general” de la misiva estadounidense en la rueda de prensa posterior a su encuentro con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. Peskov repitió las declaraciones del jefe del Kremlin en las que había afirmado sentirse “engañado” porque la OTAN “prometió no expandirse”, pero posteriormente amplió sus miembros en el este de Europa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Preguntado sobre cómo valoraba la noticia publicada por EL PAÍS y si consideraba que los documentos habían sido filtrados de forma interesada, el portavoz de Putin evitó pronunciarse. “No lo sabemos, y no es nuestra labor adivinar a través de los posos del café, por lo que lo dejo aquí sin comentarios. Nada que comentar”, subrayó Peskov.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, había dado por hecho el pasado 27 de enero que el contenido de las cartas sería público algún día. “Nuestros colegas americanos nos dijeron que si bien preferían que estos documentos quedasen en un diálogo diplomático confidencial, habían sido consensuados con todos los aliados de Estados Unidos y con la parte ucrania, por lo que no tengo ninguna duda de que a corto plazo se filtrarán”, dijo Lavrov.

A mediados de noviembre del pasado año, fue el propio Ministerio de Exteriores ruso el que filtró varias páginas con conversaciones confidenciales con Berlín y París sobre las fuerzas separatistas del este de Ucrania. Estos diálogos tuvieron lugar en el contexto del formato de Normandía, del que forman parte esos tres países y Ucrania para encontrar una solución a la guerra iniciada en 2014.

En las negociaciones actuales sobre las garantías de seguridad que pide el Kremlin, una de las propuestas de Estados Unidos y la OTAN es que tanto Occidente como Rusia no desplieguen fuerzas militares en Ucrania. Sobre esta iniciativa, Peskov hizo suya la tesis de Putin de que una Ucrania miembro de la OTAN “puede considerar posible atacar a Rusia, por ejemplo, invadir la región rusa de Crimea”. “Y después nos enfrentaríamos a la amenaza de una guerra entre Rusia y el bloque de la OTAN”, agregó.

Respecto al rechazo de la OTAN a renegar de su principio básico de mantener las puertas abiertas a la adhesión de cualquier nación, el portavoz de Putin insistió en el argumento del Kremlin de que esa política “no figura” en los documentos fundacionales de la OTAN, aunque él mismo reconoció que nada impide aceptar en su seno a Ucrania o Georgia. “El artículo 10 de la Carta (de la Alianza Atlántica) dice que se pueden admitir nuevos miembros, pero en ninguna parte se habla de puertas abiertas”, opinó el portavoz de Putin.

También se pronunció sobre la contestación de la Casa Blanca el primer vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma, el Parlamento ruso, Viacheslav Níkonov. “La impresión general es que la respuesta es, por supuesto, descarada. Hablando claro, no he visto tantas acusaciones contra Rusia en mucho tiempo. Automáticamente, achacan a Rusia todos los problemas que provocan Estados Unidos y sus aliados en el mundo”, dijo Níkonov a la agencia Interfax. No obstante, el político admitió que son buenas algunas propuestas como abordar la prórroga del acuerdo de armas nucleares New START-3; y crear un sistema de verificación para que la parte rusa compruebe que no hay misiles de crucero Tomahawk en los emplazamientos de defensa antimisiles de Rumania y Polonia, pues estos pueden alcanzar el territorio de la Federación de Rusia.

Otro miembro de la Duma, el primer vicepresidente de la Cámara baja, Dmitri Novikov, advirtió de que el despliegue de miles de tropas estadounidenses en Polonia y Rumania revelado este miércoles podría provocar una ruptura de las negociaciones. “A menos que esto sean noticias falsas para consumo interno, es un paso totalmente destructivo”, apuntó antes de señalar que “complica la situación en torno a Ucrania” y “boicotea el frágil proceso de negociación de las garantías de seguridad”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS