obituario

Muere Neil Sheehan, el periodista que obtuvo los Papeles del Pentágono sobre la guerra de Vietnam

El reportero, ganador de un premio Pulitzer, ha fallecido a los 84 años por complicaciones de la enfermedad de Párkinson

El periodista Neil Sheehan, en la redacción de 'The New York Times' en 1972.
El periodista Neil Sheehan, en la redacción de 'The New York Times' en 1972.John Lent / AP

El periodista Neil Sheehan, uno de los grandes reporteros estadounidenses, autor de la exclusiva sobre los Papeles del Pentágono y ganador de un premio Pulitzer por su cobertura de la guerra de Vietnam entre 1962 y 1966, ha fallecido a los 84 años en su casa de Washington, según ha informado su familia a medios estadounidenses. Su esposa, Susan Sheehan, ha comunicado que el reportero ha muerto por complicaciones de la enfermedad de Párkinson que padecía.

Sheenan nació en Holyoke, Massachusetts, en 1936. Hijo de inmigrantes irlandeses, se graduó de la Universidad de Harvard y sirvió en el Ejército antes de unirse al servicio de noticias United Press International. Llegó con 25 años a Vietnam para cubrir la guerra y se fue cuatro años después “preocupado” por el papel de Estados Unidos en el enfrentamiento, que costó millones de muertos y causó gigantescos daños. En 1966 escribió en la revista de The New York Times, el periódico para el que había informado desde Saigón desde 1964: “Me pregunto, cuando miro las aldeas campesinas bombardeadas, los huérfanos mendigando y robando en las calles de Saigón, y las mujeres y niños con quemaduras de napalm en los hospitales, si Estados Unidos o cualquier nación tiene derecho a infligir este sufrimiento y degradación a otra gente para sus propios fines“.

Tras la guerra, consiguió que Daniel Ellsberg, un exanalista del Gobierno de Estados Unidos que ahora repudiaba la guerra, le filtrara un informe secreto del Departamento de Defensa de EE UU sobre la implicación militar y política del país norteamericano en Vietnam entre 1945 y 1967. Con más de 7.000 páginas, era la filtración más grande de la historia del país hasta ese momento. Sheehan comenzó a publicar una serie de artículos en The New York Times a partir del 13 de junio de 1971 y diferentes medios, como The Washington Post o The Boston Globe, se unieron a la investigación.

El informe encargado en 1967 por el secretario de Defensa norteamericano Robert S. McNamara demostraba, entre otras cosas, que “la Administración Johnson había mentido sistemáticamente no solo a la opinión pública, sino también al Congreso, sobre un tema de importancia trascendental” y también revelaba el conocimiento de varios presidentes de Estados Unidos de que desde el principio la guerra de Vietnam estaba perdida. El Gobierno de EE UU trató de impedir la publicación del informe, pero el Tribunal Supremo sentenció que la prensa podía seguir haciendo público el documento clasificado.

Después de revelar la serie de exclusivas, Sheenan se dedicó varios años a escribir A Bright Shining Lie (Una mentira brillante y luminosa, en español), un libro sobre la vida del teniente coronel John Paul Vann y la participación de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam que finalmente publicó en 1988. Por esa obra, obtuvo el premio Pulitzer, el galardón más importante del periodismo, y un Premio Nacional del Libro. La historia de la publicación de documentos secretos de la guerra de Vietnam fue llevada al cine por Steven Spielberg en Los archivos del Pentágono, de 2017.

Sheehan nunca habló públicamente sobre cómo había obtenido los papeles. Pero en 2015, acordó contar su historia a The New York Times con la condición de que se publicase solo después de su muerte. En esa entrevista, que duró cuatro horas, el periodista dijo que Ellsberg había accedido a permitirle hacer una copia de los documentos, pero luego por temor a ser procesado y encarcelado, se echó atrás. Convencido de la importancia de que los papeles salieran a la luz, el reportero aprovechó una distracción de Ellsberg para sacar el informe del departamento de su fuente, copiarlos y enviarlos a Washington. No estaba robando, aseguró convencido en la entrevista: “Esos papeles son propiedad del pueblo de los Estados Unidos. Los ciudadanos pagaron por ellos con el dinero del Tesoro nacional y la sangre de sus hijos”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50