Los demócratas moderados se decantan por apoyar el ‘impeachment’ pese a los riesgos políticos

El voto a favor de destituir a Trump de los congresistas demócratas que representan Estados tradicionalmente conservadores puede suponerles un daño político significativo

La congresista demócrata Elissa Slotkin, en Rochester, Michigan.
La congresista demócrata Elissa Slotkin, en Rochester, Michigan.AP
Más información
El juicio a Trump se acerca en medio de la crispación y la división política
El Comité Judicial aprueba los dos artículos del ‘impeachment’ a Trump tras 14 horas de tenso debate

Las dudas sobre cómo votarán los demócratas más moderados en el impeachment contra el presidente Donald Trump se han ido despejando. Docenas de legisladores demócratas que representan a distritos de tendencia conservadora han anunciado que este miércoles votarán a favor de destituir al mandatario, pese al riesgo electoral que les supone en sus respectivos territorios. Los republicanos han liderado una campaña de presión hacia los congresistas moderados del Partido Demócrata, con el fin de que rechacen el juicio político contra Trump, y así poder vender la idea de que el proceso de destitución ha sido impulsado solo por el ala más izquierdista. Sin embargo, las últimas declaraciones de los legisladores confirman que la votación de este miércoles en la Cámara de Representantes será partidista.

Elissa Slotkin, antigua agente secreta de la CIA en Irak y ex oficial del Pentágono, se resistió durante meses a posicionarse sobre el impeachment. La congresista demócrata, electa en noviembre del año pasado, representa a un distrito al noroeste de Detroit del conservador Estado de Michigan y sabía que su decisión iba a generar polémica en un lado o en el otro. Y así fue. Tras anunciar este lunes que votaría a favor de la acusación contra el mandatario por los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso, docenas de ciudadanos de Rochester se congregaron para abuchearla durante un evento. Al grito de “¡Congresista de un solo mandato!” o “¡Elissa Slotkin tiene que irse!”. La legisladora justificó su decisión ante cerca de 400 personas: “Estés de acuerdo conmigo o no, he intentado ser transparente, ser comunicativa y hacerles saber lo que estaba haciendo", sostuvo. Y agregó: “Para mí, esto era una cuestión de principios. Lo sentí en mis huesos”.

La postura de Slotkin no fue la única que sorprendió. Se esperaba que los congresistas Ben McAdams, de Utah, y Joe Cunningham, de Carolina del Sur, se desmarcaran de las filas demócratas y votaran en contra de la acusación. Sin embargo, este lunes también aclararon que respaldarían el proceso de destitución. Los tres legisladores mencionados fueron electos en las elecciones de medio término del año pasado en Estados tradicionalmente republicanos, por lo que su decisión sobre el impeachment puede suponerles un daño político significativo. De los 31 demócratas de la Cámara de Representantes que representan los distritos que votaron por Trump en 2016, al menos 17 han dicho que votarán para juzgar al presidente.

Hasta ahora solo dos congresistas demócratas han dicho que votarán en contra de la acusación. El representante de Nueva Jersey Jeff Van Drew, quien anunció hace unos días que se cambiará al Partido Republicano, y el representante de Minnesota Collin Peterson, quien considera que Trump "no ha cometido un delito". Ante los rumores de que siguiera los pasos de Van Drew hacia los republicanos, Peterson, de 75 años, lo descartó: “A pesar de que no estoy de acuerdo con algunas de las cosas que están sucediendo, no voy a cambiar de partido en esta etapa de mi carrera”, sostuvo en la prensa local. Estos dos casos no preocupan a los demócratas, que cuentan con una holgada mayoría en la Cámara de Representantes, donde se votará este miércoles si aprueban o no la acusación a Trump.

Está prácticamente garantizado que los demócratas obtendrán la mayoría simple que necesitan en la Cámara de Represenantes para seguir adelante en el proceso. De aprobarse este miércoles, el Senado, de mayoría republicana, cogería el testigo y votaría si destituir o no al presidente. El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, solicitó para el juicio político en la cámara alta la participación de nuevos testigos como el exasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Bolton y el jefe interino de Gabinete, Mick Mulvaney. Sin embargo, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, rechazó este martes la convocatoria de estos. "No es el trabajo del Senado llenar el vacío y buscar desesperadamente maneras de llegar al veredicto de 'culpable", afirmó McConnell durante una intervención en la cámara alta.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS