Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Senegal celebra elecciones con el presidente Macky Sall como gran favorito

El rupturista Sonko y el veterano Idrissa Seck tienen opciones de forzar una segunda vuelta

elecciones senegal
El actual presidente senegalés y candidato a la reelección, Macky Sall, este viernes en un estadio en Dakar. AFP

Senegal, uno de los países más estables y de mayor crecimiento económico de África subsahariana en los últimos años, celebra este domingo elecciones presidenciales con un claro favorito, el actual presidente Macky Sallque aspira a un segundo mandato hasta 2024. Frente a él se presentan tan solo cuatro candidatos, los pocos que pudieron superar el duro filtro de firmas necesarias instaurado por el Gobierno para estos comicios. Entre ellos destaca el diputado Ousmane Sonko, que se ha ganado el favor de muchos jóvenes con un discurso rupturista y “patriótico”, y el veterano Idrissa Seck, beneficiado por la ausencia de los dos grandes rivales de Sall, los condenados por corrupción Karim Wade y Khalifa Sall.

Unos 6,7 millones de senegaleses están llamados este domingo a las urnas tras una campaña de tres semanas en la que se han producido incidentes aislados (un muerto por agresión y otro por accidente) y un alto grado de violencia verbal, pero en general tranquila. Nada que ver con los altercados diarios y los ocho muertos de la eléctrica campaña de 2012. Unos 120.000 carnés electorales se han quedado sin repartir por problemas logísticos que, en principio, no alteran el resultado. “No vemos intencionalidad, sino un interés por hacerlo bien. Otra cosa es que estén algo desbordados”, asegura la presidenta de la Misión de Observación Europea, Elena Valenciano.

Macky Sall, de 56 años y natural de Fatick, llega a esta jornada electoral con los deberes hechos. Apoyado sobre una intensa campaña que comenzó en Touba y Saint Louis y remató en las afueras de Dakar con un gran despliegue de medios, el presidente ha podido presentar el balance de sus siete años en el poder en los que el país ha vivido un crecimiento inédito, sobre todo en construcción de infraestructuras amparadas en su famoso Plan Senegal Emergente pero también con medidas como la sanidad gratuita para menores de cinco años y personas mayores, entre otras. Sall da por hecho que obtendrá más del 50% de los votos y que será reelegido presidente sin necesidad de acudir a una segunda vuelta.

Sin embargo, su principal desafío es Ousmane Sonko, el agente de Aduanas de 44 años que logró plaza en el Parlamento en 2017 y que ha cautivado a los jóvenes y desencantados del sistema con un discurso de ruptura frente a la clase política tradicional. Ha centrado su campaña en denunciar la “sumisión” de Senegal a intereses extranjeros, sobre todo a la ex potencia colonial Francia, y prometer medidas para acabar con la corrupción y el “nepotismo” de las autoridades. Sus anuncios de sacar a Senegal del franco CFA o de renegociar los contratos con las empresas foráneas generan tanto entusiasmo a su alrededor como inquietud en una parte del electorado, lo que podría ser su principal escollo.

Un tercer candidato ha logrado colarse como aspirante a la victoria final si se fuerza una segunda vuelta. Se trata de Idrissa Seck, exalcalde de Thiés y ex primer ministro en tiempos de Abdoulaye Wade, un veterano de la política senegalesa que concurre a sus terceras elecciones presidenciales. La ausencia de la carrera de Khalifa Sall y Karim Wade, ambos condenados por corrupción, ha dejado el suficiente espacio político para Idy Seck. Su alianza con el encarcelado Khalifa Sall y la adhesión de algunos de los pesos pesados del principal partido de oposición, que se quedó sin candidato por la exclusión de Wade, le han dado un buen empujón.

Los otros dos candidatos no parecen contar, a priori, entre los favoritos de los senegaleses. Se trata del profesor ElhadjiIssa Sall que cuenta con el respaldo del partido islamista moderado PUR y que dio la sorpresa en las legislativas de 2017 al irrumpir en el Parlamento, y el exmiembro del Partido Democrático de Senegal (PDS) Madické Niang. El histórico líder de este partido, el expresidente Abdoulaye Wade, ha pedido a los electores que quemen sus carnés de voto delante de los colegios en señal de protesta por unos comicios que considera “trucados desde el principio”. Su intento de boicoteo ha pasado bastante desapercibido.

Los primeros resultados parciales que salgan de los 15.397 colegios electorales comenzarán a publicarse en los medios de comunicación y a través de distintas plataformas ciudadanas a partir de la noche del domingo, lo que permitirá establecer las primeras tendencias que se consolidarán, pero para los definitivos habrá que esperar hasta finales de la próxima semana, más aún si hubiera recursos ante el Tribunal Constitucional. De facto, la transparencia de estos comicios, en los que las actas se publican en cada colegio electoral, permitirá conocer los resultados en unas horas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información