Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia italiana pide procesar a Salvini por el bloqueo a un barco de migrantes

El líder de la Liga afronta una acusación de "secuestro" por retrasar un desembarco en el país

Matteo Salvini, este miércoles durante una rueda de prensa en Roma.
Matteo Salvini, este miércoles durante una rueda de prensa en Roma. EFE

La mano dura contra la inmigración del ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, se ha topado con la justicia. El Tribunal de Ministros de Catania —un órgano judicial especial para los miembros del Ejecutivo— ha pedido autorización al Senado (Cámara a la que pertenece el líder de la ultraderechista Liga, que es senador por la sureña Calabria) para procesar al ministro por “secuestro agravado de personas” en el caso Diciotti.

Los hechos se remontan al pasado agosto, cuando la negativa de Salvini a autorizar el desembarco de personas rescatadas en el Mediterráneo mantuvo bloqueadas en el puerto de Catania durante cinco días a 177 migrantes a bordo de la nave militar italiana Diciotti.

El también viceprimer ministro ha leído este jueves en un vídeo retransmitido en directo en Facebook las actas del tribunal y ha explicado que los jueces quieren procesarlo porque creen que, “abusando de sus poderes, privó de libertad” a los 177 inmigrantes, que finalmente pisaron tierra después de cinco días de navegación y otros cinco de bloqueo en el puerto. Según el ministro, los magistrados creen que retuvo a esas personas “sin motivo justificado” y “en condiciones físicas y psicológicas críticas”.

Como respuesta, ha lanzado: “Me expongo a penas de cárcel de 3 a 15 años. Ni que fuera un narcotraficante o un violador. No me rindo. Que los jueces hagan de jueces y los ministros hagan de ministros y ejerzan sus poderes”. Más tarde, en Twitter se ha declarado “culpable de defender las fronteras y la patria” y ha asegurado que no cambia “ni un milímetro” su postura. Horas antes había clamado contra la nave de la ONG alemana Sea Watch, que se dirige hacia las costas de Sicilia con 47 inmigrantes rescatados para resguardarse de un ciclón. Salvini ha tildado la decisión de la organización de “provocación”, ha reafirmado su negativa a permitir un desembarco y ha ofrecido tan solo ayuda médica y alimentos.

El caso Diciotti fue uno de los pulsos más duros y polémicos que el ministro ha lanzado a la Unión Europea. En pro de su política de puertos cerrados se negó a autorizar el desembarco de los inmigrantes como medida de presión para que se les reubicara en otros países. El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, ha considerado que había indicios de que se podían haber violado algunas leyes y tratados internacionales y ha abierto una investigación contra el ministro.

El pasado noviembre, la fiscalía de Catania pidió que se archivara el sumario, pero los tres jueces que forman el Tribunal de Ministros han decidido seguir adelante. Los senadores deberán votar si autorizan o no que la justicia procese al ministro. Salvini, que en un primer momento dijo que tenía intención de rechazar la inmunidad parlamentaria y que no pediría a la Cámara que rechace la petición del tribunal, es consciente de que la mayoría que su partido y su socio de coalición, el Movimiento 5 Estrellas, ostentan en el Parlamento juega a su favor. “Estoy seguro de cuál será el voto de la Liga, porque estamos defendiendo a los italianos”, ha señalado, y añadió: “Veremos cómo vota el resto de partidos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información