Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump revisará el caso del exsoldado acusado de matar a un presunto terrorista afgano

El Ejército de EE UU reabrió una investigación al mayor Matt Golsteyn después de que este reconociera lo sucedido en una entrevista televisiva

Un agente de seguridad afgano junto a un detenido en Jalalabad, Afganistan.
Un agente de seguridad afgano junto a un detenido en Jalalabad, Afganistan. EFE

Donald Trump ha entrado este domingo en el fanganoso caso de un exsoldado acusado por el Ejército de asesinar a un presunto terrorista afgano. El presidente estadounidense ha publicado en su cuenta de Twitter que revisará el tema en cuestión tras conocerse que "podría enfrentar la pena de muerte de nuestro propio Gobierno después de que admitiera haber matado a un fabricante de bombas terroristas en el extranjero". El mayor Matt Golsteyn fue imputado hace años por el tiroteo ocurrido en 2010 y no recibió sanciones importantes. Sin embargo, el Ejército reabrió el caso cuando el exmiembro de las fuerzas especiales de las Fuerzas Armada volvió a confesar el asesinato en una entrevista en 2016 a la cadena televisiva Fox News.

Golsteyn reconoció en una entrevista de trabajo con la CIA en 2011 había matado a un presunto fabricante de bombas talibán durante la batalla por la ciudad de Marja en la provincia de Helmand, Afganistán. El tiroteo ocurrió días después de que una bomba en el camino matara a dos marines que habían estado trabajando en el cuerpo conocido como 'boinas verdes', al que pertenecía Golsteyn, según documentos judiciales obtenidos por The New York Times. Las tropas estadounidenses detuvieron al presunto terrorista abatido porque lo encontraron con materiales explosivos. Sin embargo, luego lo liberaron y aún se desconoce cómo el mayor lo localizó después.

Tras confesar lo sucedido, el Ejército de EE UU realizó una investigación contra Golsteyn que le valió la retirada de la Estrella Plateada -el tercer máximo reconocimiento de los combatientes- y una carta de amonestación. El caso volvió a abrirse cuando el mayor se refirió al asesinato durante una entrevista en noviembre de 2016 en Fox News. El pasado jueves Golsteyn firmó un documento donde reconocía el cargo de asesinato, pero aún no está programada la audiencia preliminar.

El escrutinio al exmiembro de las fuerzas especiales ha sacado ronchas en un sector del Partido Republicano que defiende que un soldado no puede ser acusado por matar a alguien que creía que era su enemigo. Las intenciones de Trump de intervenir en el proceso judicial pueden derivar en un indulto o intentar presionar de algún modo a los magistrados. Sin embargo, en el tuit publicado por el mandatario solo menciona “revisar” el caso, sin mostrar una opinión sobre la culpabilidad o inocencia de Golsteyn.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información