Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China detiene a un exdiplomático de Canadá

La desaparición de Michael Kovrig llega días después de que Pekín advirtiera de "graves consecuencias" por el ‘caso Huawei’

El exdiplomático canadiense desaparecido en China Michael Kovrig.
El exdiplomático canadiense desaparecido en China Michael Kovrig. REUTERS

Un exdiplomático canadiense, Michael Kovrig, ha sido detenido en China, según ha confirmado la organización para la que trabaja, el International Crisis Group (ICG). Se desconoce si la situación de Kovrig está vinculada a la detención de Meng Wanzhou, la directora financiera del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei, arrestada en Canadá el 1 de diciembre. China amenazó este fin de semana con “graves consecuencias” si los tribunales canadienses no liberaban de inmediato a la ejecutiva.

En un sucinto comunicado, bajo el título “Detención de Asesor Sénior del Crisis Group”, ICG ha indicado que “estamos haciendo todo lo posible por obtener información adicional sobre el paradero de Michael, así como su liberación inmediata y en buenas condiciones”, señala el grupo. La agencia Reuters cita a dos fuentes para informar de que Kovrig se halla detenido.

Kovrig, que habla mandarín fluidamente, comenzó a trabajar para este think tank con sede en Bruselas en febrero de 2017, como analista para la región de China, Japón y las Coreas. Hasta entonces había sido diplomático en la Embajada canadiense en Pekín, donde ocupó el cargo de primer secretario, en Hong Kong y en la ONU.

Hasta el momento, las autoridades chinas no han confirmado la situación del exdiplomático. La Embajada canadiense en Pekín ha remitido las consultas sobre el caso a Ottawa.

No está claro hasta el momento si la desaparición de Kovrig es una de las “graves consecuencias” con que había amenazado Pekín, que ejerce toda la presión diplomática posible para conseguir la puesta en libertad de la ejecutiva de Huawei, en un caso que considera políticamente motivado. Hasta el momento, las autoridades chinas no han hecho declaraciones sobre la situación del exdiplomático.

Pero el momento en que se ha producido es llamativo. Meng comparecía en la tercera jornada de una audiencia preliminar en Vancouver, donde fue detenida. La audiencia debe determinar si la ejecutiva de esta compañía, de propiedad privada pero que Pekín considera de interés estratégico, puede quedar en libertad bajo fianza o no.

Meng, hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei, y considerada la heredera del imperio, fue detenida mientras hacía escala en una ruta aérea de Hong Kong a México, a requerimiento de Estados Unidos, que solicita su extradición. La directora financiera de Huawei es sospechosa de fraude para violar las sanciones que Washington impone a Irán.

El fin de semana pasado, el Ministerio de Exteriores chino convocó al embajador canadiense, John McCallum, para expresar su protesta en los más fuertes términos por la detención de Meng. En un comunicado, ese departamento advirtió que si la ejecutiva no quedaba de inmediato en libertad se generarían “graves consecuencias, y Canadá tendrá toda la responsabilidad”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información