Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rescates que han conmovido al mundo

Una lista de algunas de las operaciones de salvamento más complicadas y mediáticas que recuerdan a la de los 12 niños tailandeses encerrados en una cueva desde hace más de una semana

Un equipo de rescate trabaja este martes en el exterior de la cueva de Tailandia.
Un equipo de rescate trabaja este martes en el exterior de la cueva de Tailandia. AFP

Después de más de una semana de búsqueda intensiva, 12 niños han sido encontrados con vida junto con su entrenador de fútbol en la cueva inundada de Tham Huang Nang Non, en Tailandia, como han confirmado el pasado lunes fuentes oficiales de la provincia de Chiang Rai. La alegría que ha invadido a los familiares y amigos de los menores se ha visto sin embargo empañada por las complicadas opciones para sacarlos definitivamente de una de las cavernas de la cueva que tiene una extensión de diez kilómetros. Las labores para rescatar a los menores podrían extenderse desde uno hasta cuatro meses, debido a las fuertes lluvias en la región.

Esta es una lista de algunos de los rescates más complicados y mediáticos que han mantenido en vilo al mundo en los últimos años.

El drama de los cuatro mineros tras 36 días bajo tierra (China, 2016)

Un equipo rescata a uno de los trabajadores atrapados en la una mina de Pingyi.
Un equipo rescata a uno de los trabajadores atrapados en la una mina de Pingyi. REUTERS

Cuatro mineros fueron rescatados uno a uno de una mina de yeso en la localidad china de Pingyi en 2016 tras pasar 36 días bajo tierra. Formaban parte de un grupo de 29 personas que quedó atrapado cuando la mina se hundió el día de Navidad, con tal violencia que la sacudida fue recogida por los sensores chinos de alerta de sísmica. Otros 11 trabajadores lograron salir vivos, uno falleció y 13 continúan desaparecidos. En China se reportan cada año cientos de muertes de mineros por las malas condiciones de seguridad laboral y la falta de recursos e inversión causada por la corrupción. 

Los 33 trabajadores que sobrevivieron 70 días en una mina (Chile, 2010)

Luis Urzúa, el último de los mineros en salir, celebra el fin del rescate cantando con el presidente el himno de Chile.
Luis Urzúa, el último de los mineros en salir, celebra el fin del rescate cantando con el presidente el himno de Chile. REUTERS

"A mil, a mil, hay que celebrar: las vuvuzelas de Sudáfrica", gritaban los vendedores en las calles de Copiapó, Chile. La Copa Mundial de Fútbol de 2010 había finalizado hace meses, era octubre y el país latinoamericano celebraba haber encontrado con vida a los 33 mineros atrapados en las galerías de la mina San José. "La operación en el desierto de Atacama, seguida por una audiencia global de mil millones de personas, ha despertado el orgullo chileno y desatado la euforia en la boca del estrecho túnel por el que los trabajadores volvieron a la vida", contó entonces el enviado especial de EL PAÍS, Francisco Peregil. Fueron 70 días de agonía. Desde el 5 de agosto hasta el 13 de octubre, cuando a las 21.55 (hora chilena) salió con vida el último de ellos, el jefe del equipo Luis Urzúa, con una única petición: "Que esto no vuelva a pasar"

El héroe del avión del río Hudson (Estados Unidos, 2009)

El avión de US Airways flota sobre el río Husdon tras preciptarse con 153 personas.
El avión de US Airways flota sobre el río Husdon tras preciptarse con 153 personas. reuters

Era una tarde gélida de enero de 2009 cuando un avión comercial de la compañía US Airways, con 148 pasajeros y cinco tripulantes a bordo, hizo un amerizaje de emergencia en el río Hudson en Nueva York. Según los testigos presentes en la aeronave, el piloto Chesley Sullenberger, más conocido como Sully, "no iba demasiado rápido y el contacto con el agua se produjo de manera suave". Las televisiones estadounidenses siguieron en vivo este rescate que pudo convertirse en una catástrofe por un pájaro que se coló en los motores del Airbus 320. Con 40 años de experiencia, Sully salvó la vida a las 153 personas a bordo. Desde entonces es conocido como 'el héroe del avión del Hudson'.  

Los niños del Hospital Juárez (México, 1985)

Los equipos de rescate, en el Hospital General Benito Juárez en la Ciudad de México.
Los equipos de rescate, en el Hospital General Benito Juárez en la Ciudad de México.

A las 7.19 horas del 19 de septiembre de 1985 ocurrió el terremoto que casi arrasó a la Ciudad de México. Un día después, una réplica de 7,3 acabó con aquello que no había caído con el seísmo de 8,1, pero los ciudadanos se movilizaron como nunca antes para rescatar a quienes se quedaron atrapados en los escombros. Cuatro días después, los rescatistas empezaron a escuchar el llanto de un bebé y lograron sacar a un niño de debajo de las piedras. Una cadena humana alrededor de las ruinas del Hospital General Benito Juárez rescató a tres bebés, dos niñas y un niño. En total fueron rescatadas más de 4.000 personas. Cada vez que México vuelve a temblar sus habitantes recuerdan este incidente que tumbó y fortaleció a la capital.

La larga agonía de Omayra Sánchez (Colombia, 1985)

La niña Omayra Sánchez, atrapada en los restos de su casa.
La niña Omayra Sánchez, atrapada en los restos de su casa.

Con solo 12 años, las palabras de la niña Omayra Sánchez se quedaron grabadas en tiempo real por las cámaras de televisión que cubrían las operaciones de rescate tras la erupción del volcán Nevado del Ruiz, en 1985, que dejó sepultado a los 22.000 habitantes de la localidad colombiana de Armero (Tolima). "Voy a perder el año porque ayer y hoy falté a la escuela", decía la pequeña que estaba sumergida en el agua y atrapada en lo que anteriormente era su casa. Un soldado que se metió al agua vio que las piernas de la niña estaban aprisionadas entre ladrillos y palos, pero que más abajo había cuerpos. "Sí, señor; yo siento que estoy pisando carne y esa es mi tía; ojalá que no sean mi papá ni tampoco mi hermanito. Tengo miedo de que el agua suba y me ahogue porque no sé nadar". Según las cifras oficiales unas 8.000 personas lograron salvarse. Omayra no fue una de ellas. 

Los supervivientes del avión de Los Andes (Chile, 1972)

Grupo de sobrevivientes del club Old Christians, en el lugar del accidente.
Grupo de sobrevivientes del club Old Christians, en el lugar del accidente.

El 13 de octubre de 1972 un avión se estrelló en la cordillera de Los Andes cuando trasladaba a un equipo de rugby uruguayo hacia Santiago de Chile. Las 45 personas a bordo sobrevivieron al golpe, pero al cabo de una semana solo quedaban vivos 27. Después de 73 días, durante los cuales tuvieron que alimentarse con los cuerpos de sus compañeros fallecidos, solo quedaban 16 en vida. El rescate de dos de ellos dio la pista a las autoridades, que los habían dado por muertos, para que encontraran a los otros 14 y los restos del avión. En 2002 los supervivientes de esta tragedia, pertenecientes al club Old Christians, jugaron el partido contra los chilenos del Old Boys al que entonces no pudieron asistir. La competición solo duró cinco minutos y el resultado fue un empate cero a cero. "La historia tal y como fue jamás podría rodarse, sería demasiado desagradable", dijo Roberto Canessa, uno de los supervivientes, cuando se estrenó la película ¡Viven! en 1993, que relata la tragedia sufrida por los supervivientes del avión que se estrelló en Los Andes.  

Más información