Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez homenajeará con un discurso en Europa a la Constitución de 1978

El presidente del Parlamento Europeo invita al jefe de Gobierno español a intervenir en torno al 6 de diciembre en el 40 aniversario de la Carta Magna

Jean-Claude Juncker recibe al presidente español a su llegada a Bruselas este jueves.
Jean-Claude Juncker recibe al presidente español a su llegada a Bruselas este jueves. AFP

En el estreno de Pedro Sánchez en la capital de Europa, el presidente español ha tenido ocasión de experimentar un reguero de inéditas y buenas sensaciones: bromas, apretones de mano y achuchones con el socarrón de Jean-Claude Juncker, una estrujada cita bilateral con el equipo de la británica Theresa May en un ascensor; una sesión con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en la que le ha invitado a dar un gran discurso en diciembre ante los eurodiputados que el presidente aprovechará para ligar con el 40 aniversario de la Constitución de 1978; y, finalmente, toda una eterna cumbre comunitaria sobre dos asuntos cruciales para el futuro de Europa: el nuevo diseño del euro y la respuesta al reto migratorio.

En su entorno explican que Sánchez y todos sus sherpas (colaboradores y asesores que le preparan las reuniones europeas) están viviendo esas experiencias y los contactos directos con presidentes y líderes internacionales con la emoción de ser testigos privilegiados de descubrimientos históricos. Y así justifican con inocencia haber caído en algunos excesos de marketing en su perfil de Twitter mostrando a Sánchez corriendo y con su perro en los jardines de La Moncloa, dentro del avión o helicóptero presidencial con gafas de sol leyendo informes o relacionando la expresividad de sus manos con una presunta nueva determinación del país. Dicen que no es una estrategia, ni un elaborado plan pergeñado por el gurú presidencial, sino un intento que el propio Sánchez ha frenado de comunicar una imagen más fresca del presidente de España.

En su primera cumbre europea, ya en Bruselas, Sánchez ha aprovechado para acudir a primera hora a cumplimentar al presidente de la Comisión en su despacho. Luego Sánchez tenía prevista una cita bilateral con May para reafirmar algunas garantías que se quieren conceder tras el Brexit a los 300.000 ciudadanos británicos residentes en España y a los 200.000 españoles que viven en el Reino Unido. Sánchez ha apostado por que habrá un acuerdo pero la reunión se ha tenido que improvisar, en un elevador, porque May tuvo un problema en su avión y llegó tarde. Al final apenas han podido saludarse.

Más concreta ha resultado la propuesta que le ha lanzado el italiano Tajani en un español perfecto. El presidente del Parlamento Europeo está ofreciendo a los jefes de gobiernos de la UE que acudan a la cámara para explicar sus planes de reforma para impulsar otra Europa. Ya han acudido media docena. La fecha con Mariano Rajoy no se había cerrado , pero Tajani ha planteado a Sánchez hacerla coincidir, el próximo diciembre, con un día cercano al 40 aniversario de la Constitución española de 1978: sobre el 6 de diciembre. Los dos dirigentes han concluido que podría ser una buena oportunidad para brindar un homenaje a la Constitución, a la transición y a la democracia española.

Más información