Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PETRÓ POROSHENKO | PRESIDENTE DE UCRANIA

“Cataluña y Ucrania han sufrido la campaña rusa de noticias falsas”

El jefe de Estado ucraniano se pronuncia sobre la escenificación del asesinato del periodista ruso Arkadi Babchenko: "si queremos proteger a disidentes deberemos emplear estas técnicas"

Coincidió el lunes la primera visita a España de un presidente de Ucrania en 22 años con el estreno de la agenda oficial de Pedro Sánchez en La Moncloa. El equipo de Petró Poroshenko (Odesa, 1965) había preparado durante meses una visita a Mariano Rajoy y, por casualidad, logró que la agresión rusa en el Este de Ucrania, la anexión de Crimea y el conflicto abierto en las autodenominadas “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk se convirtieran en la primera crisis sobre la que se ha pronunciado el nuevo presidente del Gobierno español. Hubo buena sintonía entre ambos políticos, y la comunicación fue fluida, pues Sánchez, a diferencia de Rajoy, domina el inglés tan bien como Poroshenko. Tras la campaña de injerencia rusa en Cataluña, el jefe de Gobierno y Estado ucraniano advierte de que la gran maquinaria de noticias falsas, vieja conocida de Ucrania, no parará en su cometido de desestabilizar occidente.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, durante la entrevista. En vídeo, entrevista a Poroshenko.

Pregunta. ¿Qué espera del nuevo Gobierno español?

Respuesta. Es muy simbólico que Ucrania sea el primer país al que recibe el nuevo presidente del Gobierno. Hemos debatido asuntos muy importantes para el futuro cercano. El primero es el apoyo de España a las aspiraciones europeas de Ucrania. Este año se celebran 40 años de la aprobación de la Constitución en España, en este tiempo España empleó con éxito el procedimiento para ingresar en la Unión Europea (UE) y se benefició del apoyo de la UE a las reformas democráticas. Queremos aprender de España. El segundo punto es el apoyo claro del nuevo presidente del Gobierno a una Ucrania fuerte y el apoyo de Ucrania a la unidad de España, rechazando cualquier separatismo.

P. El anterior Gobierno español apoyó decididamente a Ucrania frente a las acciones rusas. ¿Seguirá este apoyo?

R. Sin duda, es el mensaje que nos trasladaron hoy. Del mismo modo que nosotros apoyamos la unidad de España, el presidente del Gobierno apoya la integridad territorial de Ucrania, incluida la negativa a reconocer la anexión ilegal de Crimea y proteger la unidad territorial de mi país en el Este. Logramos una coordinación muy efectiva y un entendimiento mutuo, estoy muy satisfecho con el encuentro con el nuevo presidente del Gobierno.

P. ¿Sánchez apoyó que se mantengan la sanciones a Rusia?

R. Estamos seguros de que España y todos los demás países de la Unión Europea seguirán apoyándonos en nuestra petición de retirada de las tropas y la artillería rusa del este de Ucrania y la liberación de los rehenes. No podemos ignorar estas agresiones. Hace unos días concluyó nuestra investigación sobre el derribo del avión MH17 en 2014, durante la cual conseguimos pruebas de que fue Rusia quien derribó el avión y mató a 298 personas.

P. Ha habido mucha confusión y desinformación sobre ese incidente. Era 2014 y ya hubo noticias falsas sobre el incidente. [Medios rusos como RT llegaron a decir que “el avión fue derribado desde un área controlada por Kiev”]. ¿Ha sido Ucrania un campo de pruebas para noticias falsas luego aplicadas en Occidente?

R. No puedo decir que Ucrania sea un campo de pruebas. Todo el mundo es un campo de pruebas para la política de noticias falsas de Rusia. Estuvo la elección de EE. UU., el referéndum del Brexit en Reino Unido, la crisis de independencia de Cataluña y por supuesto durante la anexión rusa de Crimea. El presidente Vladímir Putin dijo: “no hay rusos allí”. ¡Había 60.000 soldados rusos ilegalmente en territorio soberano ucraniano! ¡Esa era la verdad!

P. Habla de verdad, un concepto central en periodismo. Los medios rusos como RT y Sputnik hablan habitualmente de una guerra civil en Ucrania. ¿Es verdad que haya una guerra civil?

R. Son noticias falsas distribuidas por Rusia, con campañas de cientos de millones de dólares invertidos en RT y Sputnik, un instrumento de Rusia para ejercer influencia en los países democráticos. ¡Fíjese, usan instrumentos democráticos como la prensa libre, elecciones libres, democracia para crear inestabilidad!

P. RT y Sputnik han comparado la situación actual en Ucrania con la Alemania nazi y han afirmado que el parlamento ucraniano glorifica el fascismo.

R. Llanamente: no crea a los medios rusos. Es una respuesta así de sencilla porque fuimos los que más sufrimos durante la II Guerra Mundial. Tenemos una memoria genética del fascismo. Con eso en mente, hemos pivotado hacia la familia europea. Ante esto, Rusia sigue con su política de noticias falsas, incluidas sus acusaciones de fascismo. Estas acusaciones son muy peligrosas para la democracia y deberíamos luchar contra este problema de las noticias falsas.

P. Cuando Putin ganó la reelección en marzo, Margarita Simonián, la directora de RT y Sputnik lo festejó llamándole 'vozhd'. Es un término que se empleaba, entre otros, para dirigirse a Stalin. ¿Se glorifica su figura en Rusia?

R. Stalin fue responsable de un genocidio en Ucrania, una hambruna provocada por él. Murieron ocho millones de personas. Stalin era un tirano igual que Hitler. Y ahora Rusia le retrata como un héroe de nuestro tiempo en programas de televisión, biografías, películas y más resortes de la maquinaria propagandística- Es extremadamente peligroso. Por eso Rusia ataca a Ucrania, porque no soportamos la idea de permanecer en el marco de la Unión Soviética o el Imperio ruso. Fíjese como Putin dice que la mayor tragedia del siglo XX no fue la II Guerra Mundial o el Holocausto, sino el derrumbe de la URSS. Imagino además que la directora de RT sabrá que el término vohzd’ en ruso significa ‘führer’.

P. Habla de nazismo, y el año pasado una acusación de nazismo creó una crisis de desinformación en España. El futbolista Román Zozulya, jugador de segunda división, iba a ser fichado por el Rayo Vallecano, pero los medios rusos y otros en su órbita publicaron que era un fascista y que hizo el saludo nazi. Eran informaciones falsas, pero ante la presión Zozulya perdió el contrato. ¿Era una forma de atacar también a Ucrania?

R. Es una maquinaria bien financiada, bien organizada para la distribución profesional de noticias falsas. El señor Zozulya es muy conocido en Ucrania, pero aquí no hubiera aparecido en los grandes medios si no hubiera sido por este caso. Cuando comenzaron los ataques a Zozulya, el asunto se convirtió en una noticia de primer orden para los medios rusos. La reacción de los dueños del equipo y los seguidores fue creer esas informaciones falsas. Zozulya no hizo nada malo. Solo defendió su patria, su país, como cualquier patriota.

P. En 2015 ocho españoles fueron detenidos tras volver de combatir en el Este de Ucrania, en el bando prorruso. Se definieron como antifascistas, dijeron que estaban combatiendo el “Cuarto Reich”.

R. Quiero agradecer al Gobierno español su colaboración en este asunto. Estos ultranacionalistas vinieron ilegalmente a Ucrania a matar a ucranianos inocentes. Es inaceptable, es un crimen. Rusia ha enviado a francotiradores que matan a ucranianos a diario, militares y civiles. No importa que esos criminales tengan pasaporte español. Siguen siendo criminales. Estoy muy orgulloso de cómo las autoridades españolas investigaron este asunto.

P. Ha habido algunas críticas en su gobierno por permitir que se escenificara la falsa muerte del disidente ruso Arkadi Babchenko. ¿Era realmente necesario?

R. ¿Hubiera preferido que los servicios secretos rusos mataran a ese periodista? El objetivo de su asesinato era desestabilizar a Ucrania. Demostrar que las autoridades ucranianas no pueden controlar la situación dentro de su país. Nuestros servicios secretos revelaron la información y demostraron que sí, que estamos luchando contra este asesino, arrestaron al culpable y en un futuro muy cercano demostrarán de dónde recibieron el dinero, las órdenes, las listas de periodistas a matar. Si queremos proteger la libertad de prensa, si queremos proteger a periodistas, deberemos emplear este tipo de técnica. De todos modos, esa orden no la dio este presidente, la dio el fiscal especial. Y yo apoyo mis servicios secretos, si protegen al periodista, si salvan la vida del periodista.

P. Se dijo que había una lista de 30 posibles víctimas en esa lista de asesinatos. Varios en Ucrania y varios en países de la UE. ¿Se ha informado a esos países de esos nombres?

R. Yo no. Pero los servicios especiales a ese nivel cooperan entre ellos. Detesto la posibilidad de montar cualquier espectáculo político de este asunto, porque esto es la investigación de un intento de asesinato.

P. Entonces, ¿la cooperación entre los servicios secretos de Ucrania y la UE es estrecha?

R. Sin duda. Le he dado instrucciones al jefe de nuestros servicios secretos, y hemos logrado un acuerdo con el presidente Sánchez, para que organicemos una cumbre con nuestros jefes de inteligencia para intercambiar información. Esto es una prueba de confianza entre ambos países. No solo se trata de mejorar las inversiones entre ambos países, sino también de mantener un diálogo político intenso al más alto nivel, apoyando a la UE, al Europarlamento, a las instituciones financieras y también la cooperación en defensa y seguridad.

Más información