Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kremlin tacha de “imperdonable” que se relacione a Putin con el envenenamiento del espía y su hija

Rusia abre una causa penal por las muertes de Yulia Skripal y otra por la de un exiliado contrario a Putin fallecido este lunes en Londres

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una reunión este viernes en Astana, Kazajistán. REUTERS-QUALITY

El Kremlin ha calificado de "imperdonable" desde el punto de visto diplomático que se atribuya al presidente ruso, Vladímir Putin, un vínculo con el caso del envenenamiento del espía ruso Serguéi Skripal y su hija en el sur de Inglaterra, del que Reino Unido culpa a Rusia. Por otra parte, el Comité de Instrucción ruso ha anunciado este viernes que abría una causa penal por intento de asesinato de la ciudadana rusa Yulia Skripal (su padre es ciudadano británico) y otra para investigar el fallecimiento del exiliado ruso Nikolai Glushkov este martes en Londres.

"Hemos dicho a distintos niveles y en distintas situaciones que Rusia no tiene nada que ver con esta historia. Cualquier cita y mención de nuestro presidente [con relación a esto] es un proceder chocante e imperdonable", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien ha calificado como "un despropósito diplomático" cualquier insinuación en este sentido.

En cuanto a las medidas de respuesta de Moscú a la expulsión de 23 diplomáticos rusos de Reino Unido, Peskov ha indicado que estas no se harán esperar. "Pueden producirse en cualquier momento", ha insistido, al tiempo que ha subrayado que se tratará de "pasos muy bien meditados". El portavoz del Kremlin ha indicado que el actual empeoramiento de las relaciones de Rusia con Reino Unido y otros países occidentales no puede valorarse como una nueva Guerra Fría. "Difícilmente en este asunto pueden utilizarse estas expresiones apocalípticas", ha dicho Peskov al contestar una pregunta de un periodista sobre el particular.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, ha dado por sentado este viernes la respuesta de Moscú a las sanciones británicas. "Por supuesto, vamos a hacerlo", ha declarado el político en una reunión con otros ministros de Exteriores celebrada en la ciudad de Astaná en Kazajistán.

Rusia también ha anunciado la mañana de este viernes que ha abierto una causa penal por atentado contra la ciudadana Yulia Skripal en Reino Unido, hija del espía Serguéi Skripal, según ha informado la portavoz del Comité de Instrucción ruso, Svetlana Petrenko. "La investigación se llevará a cabo según las exigencias de la legislación rusa y las normas del derecho internacional, y en ella participarán expertos altamente cualificados", ha dicho Petrenko. Además, se abrirá otra causa penal por el asesinato del empresario y exvicedirector general de Aeroflot, Nikolái Glushkov, quien apareció muerto el pasado lunes en su domicilio de Londres.

La primera ministra británica, Theresa May, ordenó el miércoles que 23 “supuestos espías” que trabajan en la delegación rusa en Londres bajo la cobertura diplomática abandonen el país en el plazo de una semana, como respuesta al “sarcasmo, desdén y ánimo retador” esgrimido por las autoridades rusas. Las medidas de fuerza del Gobierno británico incluyen además controles adicionales en los vuelos privados rusos, la congelación de las inversiones estatales rusas en Reino Unido consideradas “sospechosas” y la cancelación de cualquier intercambio oficial de carácter bilateral.

La responsabilidad de Rusia en el envenenamiento, señalada por el Ejecutivo británico, fue apoyada por los líderes de Estados Unidos, Alemania y Francia, que firmaron el jueves un comunicado conjunto exigiendo al Kremlin respuestas por el caso. Los mandatarios señalaron que el suceso es “un asalto a la soberanía británica” que “amenaza la seguridad de todos”.

Rusia clama su inocencia y desmiente categóricamente la existencia del programa de armas químicas Novichok, el agente neurotóxico que las autoridades británicas identificaron en este caso de envenenamiento.

Más información