Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alumno latino, profesor blanco

Un estudio destaca la necesidad de incrementar el número de profesores hispanos en la escuela primaria en Estados Unidos

Latinos en california
Protesta por reforma migratoria ante el Capitolio en Washington. Getty

Una cuarta parte de los profesores de primaria de Estados Unidos son de origen latino. En estados como California, Texas y Nuevo México, son casi la mitad. Y sin embargo, no son suficientes para que se sientan representados los estudiantes latinos, que son todavía muchos más, especialmente en las grandes ciudades del país. Así lo afirma un trabajo del Center for American Progress, un centro de estudios progresista de Washington ligado al Partido Demócrata, sugiere que incrementar el número de profesores latinos ayudaría a mejorar los índices de éxito escolar de este grupo demográfico.

En California, por ejemplo, el 54% de los alumnos de la escuela elemental pública en el estado son hispanos. La definición de hispano o latino en el censo es la de una persona cuya familia proviene de un país en el que se habla español, independientemente de su raza. En el caso de las escuelas de Los Ángeles, el 74% de los alumnos son latinos, según datos de este curso. Sin embargo, los latinos son el 19% del profesorado. La diferencia porcentual en California entre alumnos y profesores es de más de 30 puntos.

“Hemos encontrado que los estados con más población latina son también aquellos en los que la diferencia es más grande, porque no pueden tener profesores al mismo ritmo al que ha crecido este grupo de población”, explica por teléfono desde Washington Sarah Shapiro, coautora del estudio. Acompañan a California en cabeza del estudio Nevada, Arizona, Texas, Colorado y Nuevo México como los estados con mayor disparidad de cifras. La disparidad es menor en Illinois (18,7%), Florida (17,55%) y Nueva York (15,55).

Las autoras se fijan en esta disparidad porque, según afirman en el trabajo, está bien documentada la forma en que tener profesores negros ayuda en la carrera de un estudiante negro. Sin embargo, no se ha estudiado lo mismo en latinos. “Dentro del debate amplio de la inmigración, la falta de profesores es un problema porque muchos estudiantes latinos crecen sin encontrar un modelo a seguir”, apunta Shapiro.

El 90% de los niños latinos en Estados Unidos han nacido en el país, pero muchos de ellos tienen al menos un progenitor nacido en el extranjero, según el estudio. “Los norteamericanos de primera generación tienen más posibilidades de encontrarse con dificultades para su rendimiento académico, como el trabajo y las responsabilidades familiares. Los profesores que han experimentado las mismas dificultades pueden dar mejor apoyo”, dice el texto.

El objetivo del estudio es resaltar la necesidad de incorporar más profesores latinos en el sistema educativo, explica Lisette Partelow, coautora del estudio. En los estados con más presencia de latinos, para incrementar la representación de los mismos en el profesorado que instruye a una población que ya es abrumadoramente latina en muchos lugares de California (donde son la mayoría de la población, por encima de los blancos no latinos) y Texas.

Pero en los lugares donde apenas hay población latina, también es netamente positivo que esté representada la diversidad del país, en opinión de Partelow. “Son estados donde puedes pensar que no hacen falta profesores latinos, pero beneficiarían de ello. Es importante para todos los estudiantes, no solo los que pertenecen a ese grupo. Igual que todos nos beneficiamos de diversidad en el trabajo, los estudiantes se benefician de tener modelos de todas las razas que ayudan a eliminar estereotipos”.

El estudio destaca además el impacto que tendrá el fin del programa DACA en el colectivo del profesorado latino. El presidente Donald Trump anunció el septiembre pasado que terminaría con la protección que tienen los inmigrantes irregulares que llegaron siendo menores. A partir del 5 de marzo, pasan a poder ser deportados como cualquier otro indocumentado. Un juez ha paralizado la aplicación de la medida y ha obligado al Gobierno federal a seguir aceptando solicitudes de renovación, pero la situación del programa es muy precaria. El estudio recuerda que unos 20.000 profesores son receptores de DACA.

En cifras absolutas del Departamento de Educación, en Estados Unidos hay 50,7 millones de estudiantes de primaria este curso, de los que 13,6 millones son latinos. Hay 3,4 millones de profesores de primaria de los que 264.000 son latinos.

Más información