Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU ofrece apoyo internacional a Colombia para atender la llegada de venezolanos

El secretario general de Naciones Unidas traslada a Santos su apoyo y su compromiso "total" con la paz

El secretario general de la ONU, António Guterres, a la izquierda, tras reunirse con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
El secretario general de la ONU, António Guterres, a la izquierda, tras reunirse con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. REUTERS

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, comenzó este sábado su primera visita a Colombia dejando claro su respaldo al Gobierno de Juan Manuel Santos en algunas de las principales cuestiones que vertebran la agenda del país. El compromiso “total” con la paz, la reactivación de las regiones rurales o la acogida de los cientos de miles de venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro a lo largo de más de 2.000 kilómetros de frontera.

El máximo representante de la ONU se refirió a las consecuencias de la grave crisis que azota al país vecino y recordó que Colombia “está sufriendo el impacto de la presencia de cientos de miles de personas saliendo de Venezuela”. Manifestó “todo el apoyo de Naciones Unidas al Gobierno y al pueblo de Colombia en el esfuerzo humanitario y de acogida de toda esta gente”. Y aseguró, en una declaración institucional, que su organización está “a disposición, incluso para movilizar otros apoyos internacionales que sean posibles, porque el impacto naturalmente se siente en la vida cotidiana de las comunidades y de las personas, sobre todo en áreas que no son las más desarrolladas del país”.

Guterres se dirigió a los colombianos después de mantener una reunión con Santos y su equipo en la Casa de Nariño, sede de la Presidencia. El mandatario -que esta semana pidió a Maduro que no recurra a la retórica del enemigo exterior para tapar el fracaso de su revolución- le transmitió su preocupación por esa crisis “cada día más grave”. “Para Colombia y para la región esta crisis tiene enormes repercusiones, y la ONU puede aportar su experiencia”, consideró al ratificar su voluntad de “brindar apoyo humanitario a Venezuela”.

Colombia mantiene una intensa relación con Naciones Unidas, que verifica el cumplimiento de los acuerdos con las FARC y es uno de los garantes del cese al fuego con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en vigor hasta el pasado martes. El mensaje de Guterres, que visitará este domingo la zona de concentración de la antigua guerrilla en Mesetas (centro del país), suponen un espaldarazo al proceso de paz, a pesar de los obstáculos y los retrasos registrados el último año. Ratificó su solidaridad y “compromiso en el apoyo al Gobierno y al pueblo de Colombia en la construcción de la paz”. Y puso al país andino como ejemplo en el tablero internacional.

La carga simbólica del proceso paz

“El objetivo fundamental en el mundo de hoy es obtener la paz”, afirmó el secretario general de la ONU. “Y desafortunadamente, lo que estamos viendo en todas partes es una paz cada vez más difícil de garantizar. Hoy tenemos incluso una nueva amenaza nuclear como desde el tiempo de la guerra fría no conocíamos y cuando miramos desde el Medio Oriente, África y tantas otras partes del mundo vemos que cada vez hay más nuevos conflictos y que los viejos conflictos no tienen solución. Y por eso mismo lo que pasa en Colombia es de una importancia simbólica fundamental en el mundo”.

No habló abiertamente Guterres del ELN, que al finalizar una tregua con el Estado de 101 días volvió a atentar, aunque sí destacó que “no hay ninguna justificación para la violencia armada”. Concedió que la construcción de la paz “es un proceso complejo” y se refirió también a la enorme brecha entre campo y ciudad, una de las causas de los principales problemas del país. “Siempre sentí en el pasado en las visitas que hice en distintas partes del país esta dualidad”, consideró. “Entonces hay que reconocer que esto no es solamente un proceso de reconstrucción de la paz”, agregó. Porque se trata “de garantizar la presencia del Estado en la totalidad del territorio colombiano, con la presencia administrativa, la presencia de seguridad, pero también la presencia de los servicios públicos; educación, salud, la presencia en el marco del desarrollo a la sociedad civil, al sector privado”.

El secretario general de Naciones Unidas lo calificó de “reto enorme” y reconoció que requiere tiempo. No obstante, no quedaron dudas sobre su mano tendida a las autoridades del país. “Nuestro compromiso con la paz en Colombia es total, estamos totalmente a vuestra disposición para apoyar lo que es la experiencia más importante en el mundo que prueba que, afortunadamente, no todos los retos que enfrentamos en el mundo están sin respuesta”.