Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

La Casa Blanca prohíbe por seguridad el uso de teléfonos móviles personales en su interior

La restricción afecta a trabajadores y visitantes del Ala Oeste de la residencia presidencial

Una persona limpia la nieve, este jueves, en el jardín de la Casa Blanca
Una persona limpia la nieve, este jueves, en el jardín de la Casa Blanca AP

A partir de la próxima semana, no se podrán utilizar teléfonos móviles personales en el Ala Oeste de la Casa Blanca, donde trabajan el presidente Donald Trump y sus asesores más cercanos. La restricción afecta por igual a empleados y visitantes. “La seguridad y la integridad de los sistemas de tecnología en la Casa Blanca son una primera prioridad para la Administración”, anunció la portavoz del presidente, Sarah Huckabee Sanders.

Los empleados solo podrán utilizar sus móviles gubernamentales. Se desconoce qué ocurrirá con las decenas de periodistas que trabajan en el edificio para cubrir el día a día de la presidencia.

El veto se anunció al día siguiente de que se filtraran extractos de un libro demoledor con el funcionamiento de la Casa Blanca de Trump, en que el periodista Michael Wolff asegura haber hablado con numerosas personas cercanas al republicano y que dibuja un paisaje caótico de la presidencia. Trump trata de frenar la publicación del libro.

La coincidencia alimentó la especulación de que la restricción a los móviles responde a un intento de atajar las filtraciones a la prensa, una obsesión de Trump. Pero Sanders lo desmintió tajantemente. “Eso es una caracterización ridícula”, dijo en su rueda de prensa diaria al ser preguntada si existe un vínculo entre el libro de Wolff y la prohibición de los móviles personales. La portavoz insistió en que la medida busca garantizar la seguridad de las comunicaciones y que lleva seis meses preparándose.

El veto ha enfurecido a varios trabajadores, que, según la agencia Bloomberg, se han quejado de que no podrán usar los teléfonos gubernamentales para fines personales y que los aparatos no permiten enviar mensajes de texto. Por ejemplo, creen que tendrán problemas para comunicarse con sus familias durante la jornada laboral.

Más información