Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comunistas rusos recuerdan la revolución

En la marcha, entre las banderas de la URSS y las imágenes de Lenin y Stalin, podían verse algunas banderas catalanas, esteladas rojas y esteladas azules

Manifestantes comunistas durante el centenario de la Revolución rusa en Moscú. Quality

El Partido Comunista de la Federación Rusa (PKRF) y otras fuerzas de izquierdas de Rusia, así como invitados de diversos países y turistas políticos venidos por cuenta propia, celebraron con una marcha por el centro de Moscú el centenario de la revolución del 7 de Noviembre (25 de octubre en el calendario vigente en 1917). Las banderas rojas dominaban la comitiva de varios miles de personas dirigida por Guennadi Ziugánov, el líder del PKRF.

La marcha recorrió la calle Tverskaia y, tras pasar junto al Kremlin y la Duma Estatal, culminó con un mitin de Ziugánov en la plaza de la Revolución, cerca del teatro Bolshói. Entre las banderas de la Unión Soviética, los aterciopleados estandartes bordados de época y las imágenes de Vladímir Lenin y también de Josef Stalin, podían verse algunas banderas catalanas, además de esteladas rojas (socialistas-marxistas) y esteladas azules. Un grupo de manifestantes portaba un cartel en inglés que decía Free all catalan political prisoners (Liberen a todos los presos políticos catalanes) y “No passaran [No pasarán en catalán]”.

En la marcha participaban delegaciones de más de 80 países, entre ellos Argentina, Brasil, Cuba, Chile y también europeos, según informaron los organizadores del acto. De Cataluña habían venido varias decenas de personas que dijeron representar a grupos como la CUP, Endevant, y PCPE (Partidos Comunistas de los Pueblos de España).

Dirigiéndose a los manifestantes, Ziugánov afirmó que el resultado de la revolución fueron los numerosos logros de la URSS, desde la victoria sobre la Alemania nazi hasta los éxitos en el campo de la ciencia y la técnica. Subrayó el líder comunista que, en 20 años, la “modernización” realizada primero por Lenin y luego por Stalin había multiplicado la potencia de Rusia.

“Este mitin ha mostrado que no solo la protesta liberal está viva, sino también la protesta de izquierdas”, dijo Serguéi Udaltzov, el líder del Frente de Izquierdas, que fue liberado el verano pasado.

Ziugánov aprovechó la jornada para anunciar que presentará su candidatura a las elecciones presidenciales del próximo marzo, previa aprobación del congreso que el PKFR celebra en diciembre.

Otro de los candidatos veteranos a la presidencia, Vladímir Zhirinovski, el líder del Partido Liberal Democrático (populista), irá el jueves manifestarse por la independencia de Cataluña frente a la embajada de España en Moscú, según anunció el servicio de prensa del partido.

Ziugánov dijo que ha preparado un programa para las elecciones bajo el lema “diez pasos hacia una vida digna”. El líder comunista acusó a los que habían “traicionado” a la causa de octubre en 1991 (el año en el que se desintegró la URSS) de tener miedo a las banderas rojas y de reconocer que la época soviética fue la “cúspide de la civilización mundial”. De controlar el 20% de la producción mundial, Rusia ha pasado a tener tan solo el 3%, manifestó el veterano dirigente, quien se quejó de que ahora en los aeropuertos rusos “solo hay Boeing y Airbus”.

Ziugánov tuvo palabras de agradecimiento para los delegados de 131 partidos que, según dijo, han intervenido en el foro dedicado a la revolución organizado en San Petersburgo y Moscú. “Hemos adoptado una resolución sobre la unión de todas las fuerzas de izquierdas en nombre del triunfo del socialismo”, afirmó.

Más información