Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
KEN ENDO | ASESOR DEL MINISTERIO DE EXTERIORES JAPONÉS

“Japón no puede seguir permitiéndose tener una Constitución pacifista”

Las constantes amenazas de Corea del Norte han aumentado la presión para que el país se dote de un verdadero cuerpo militar

El politólogo y asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores japonés Ken Endo, el pasado miércoles en Madrid.
El politólogo y asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores japonés Ken Endo, el pasado miércoles en Madrid.

Japón atraviesa una difícil situación geopolítica: las disputas marítimas con China, pero sobre todo, la amenaza constante norcoreana, cuyos misiles ya han sobrevolado  en dos ocasiones el territorio nipón, hace que el país "no pueda seguir permitiéndose tener una constitución pacifista". Así lo defiende en una entrevista a EL PAÍS el asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores japonés Ken Endo (Tokio, 1966). Tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial y el trauma psicológico que dejaron en la sociedad nipona las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, Estados Unidos forzó al país a adoptar una constitución pacifista que le impide tener un Ejército, llevar a cabo una política ofensiva o declarar la guerra. El artículo 9 de la carta magna japonesa restringe las actuaciones militares a estrictas operaciones de “autodefensa” y establece muchas trabas a la hora de destinar recursos al sector militar. El partido conservador del primer ministro, Shinzo Abe, ha abanderado esta modificación de la constitución, una de las medidas que defenderá durante la campaña electoral que arranca este martes. 

"Lógicamente, la distancia entre la realidad y la cláusula constitucional es cada vez mayor", señala Ken Endo, al reconocer que en la práctica, el cumplimiento de esta exigencia es cada vez más laxo. A finales de 2015, el Parlamento japonés aprobó, entre fuertes protestas ciudadanas, que las Fuerzas Armadas pudieran participar en operaciones en el exterior, por primera vez en casi siete décadas. "Pero la constitución sigue poniendo muchos impedimentos para que Japón pueda dotarse de un verdadero cuerpo militar", añade este doctor en Filosofía Política por la Universidad de Oxford. Esta situación, explica Endo, ha hecho que durante mucho tiempo Japón haya tenido que "externalizar su carga militar y protección en Estados Unidos", algo que según el experto, es "cada vez más insostenible".

Endo, que además de asesor del Ministerio de Exteriores es profesor de Política Internacional en la Universidad de Hokkaido (norte del país), señala que los avances de este último año en la carrera armamentística norcoreana han modificado el statu quo. "La situación ha cambiado: con los misiles norcoreanos de medio alcance, Estados Unidos se no se veía directamente amenazada", explica este analista. "Pero la posibilidad de que Corea del Norte pueda llegar a la costa californiana con sus misiles nucleares de largo alcance hace que los estadounidenses vayan a privilegiar su defensa por encima de la japonesa", sostiene. De hecho, pocos meses después de su llegada a la Casa Blanca, el presidente estadounidense Donald Trump alentó a Japón a contribuir más en los gastos de su defensa. Para Endo, la propia "inestabilidad e impredecibilidad" de Trump hace conveniente que Japón "dependa cada vez menos de Estados Unidos".

Este politólogo apunta que "la presión está aumentando para que haya una revisión de la constitución" en este sentido, y el actual primer ministro japonés, Shinzo Abe, está decidido a liderar ese cambio. Por ello, el pasado 28 de septiembre, Abe disolvió la Cámara Baja y convocó elecciones generales anticipadas para el próximo 22 de octubre. Su objetivo es que el gobierno conservador que lidera salga reforzado de los comicios y poder así continuar con su política económica y adoptar una estrategia más contundente contra Corea del Norte.

"Para eso, [Abe] necesitaría tener el apoyo de dos tercios del Parlamento", una mayoría cualificada que puede perder en las próximas elecciones a raíz de la "irrupción del nuevo partido populista de Yuriko Koike", que puede "arrebatarle parte de los votos", adelanta Endo. Koike, actual alcaldesa de Tokio, anunció la creación de una nueva formación de ámbito nacional, el Partido de la Esperanza, apenas un día antes de que Abe convocará elecciones anticipadas. El "rápido crecimiento en las encuestas" de este partido —según Endo, algunas encuestas le dan en torno al 14% de los votos— y su agenda conservadora, pueden desafiar al Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe. No sería la primera vez: el año pasado, Koike compitió en las elecciones municipales de Tokio y se hizo con el gobierno de la capital.

"Parece seguro que el PLD perderá diputados", —algunos sondeos le otorgan un 32% de los votos—pero pese a todo, Endo se muestra confiado de que el partido de Shinzo Abe volverá a liderar una coalición junto a su socio de gobierno, Nuevo Komeito, gracias a la ausencia de una "verdadera oposición". El principal bloque opositor, el Partido Democrático, se disolvió tras el anuncio de elecciones anticipadas. Lo que todavía es "impredecible" para este experto, es cómo de cómoda será esa mayoría.

Este académico achaca el "auge del populismo" en Japón —liderado por el Partido de la Esperanza— al descontento de la clase media, una situación que, según él, no sólo aqueja a su país, sino también a las democracias europeas. En ese sentido, Endo sostiene que tanto Japón como la Unión Europea deben aprovechar las negociaciones del tratado de libre comercio entre ambos bloques para "reforzar su cooperación económica", y apunta que ambas "tienen mucho potencial para cooperar más". Por eso llama a ambos socios a liderar "una mejor globalización: más consciente socialmente y más protectora de la clase media". "No podemos dejar que la globalización a la baja —con productos baratos como los que exporta China— reine el mundo", asegura.

Ken Endo es doctor en Filosofía Política por la Universidad de Oxford. Actualmente ejerce como asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón y como profesor de Política Internacional y Estudios Europeos en la Universidad de Hokkaido.

Más información