Fiscales antiterroristas de cuatro países reclaman mayor acceso a mensajes encriptados

Los expertos lamentan que las dificultades para conocer los datos entorpece las investigaciones

Los fiscales antiterroristas durante la reunión en Malinas, Bélgica, este miércoles.
Los fiscales antiterroristas durante la reunión en Malinas, Bélgica, este miércoles.THIERRY ROGE (AFP)

Los fiscales de España, Francia, Bélgica y Marruecos quieren más poder para penetrar en las guaridas virtuales de radicalizados y terroristas. Las zonas de sombra que todavía proporciona Internet para el adoctrinamiento y la preparación de atentados son uno de los grandes quebraderos de cabeza para las autoridades, impotentes ante el uso de comunicaciones encriptadas que obstaculizan el escrutinio policial y ralentizan las investigaciones. Así lo han destacado este miércoles en Malinas los fiscales de estos cuatro países en la reunión del cuatripartito antiterrorista, un foro donde tratan conjuntamente el combate de una amenaza de resonancias globales.

Más información
La UE exige mayor control al discurso terrorista en Internet
La encriptación es la nueva arma del ISIS

"Tenemos dificultades para descifrar ciertos mensajes. Debemos aunar nuestras voces para exigir soluciones", ha pedido el francés François Molins, que ha participado en el encuentro apenas tres días después de que dos mujeres fueran asesinadas en la estación de tren de Marsella al grito de Alá es grande. Con ese ataque todavía muy reciente y el atropello masivo de Las Ramblas de Barcelona en la memoria, los fiscales han pedido que se priorice el acceso a datos cifrados. "Hay contactos entre los terroristas por aplicaciones como Viber, Skype y Telegram. Están todas encriptadas y debemos poder explotar estos datos para evitar atentados", ha insistido el ministro de Justicia belga, Koen Geens, presente en la apertura de las conversaciones. Evitar que los terroristas hallen resquicios de comunicación inaccesibles a las fuerzas de seguridad no está resultando sencillo para los responsables de combatirlos: los fiscales ya repitieron ese mismo llamamiento contra las barreras que suponen las comunicaciones encriptadas en la reunión del pasado año.

Los cuatro países crearon el grupo como un espacio de intercambio de información complementario a la cooperación bilateral y al marco más amplio de la UE. Cada año un país acoge el intento de coordinar esfuerzos. Si en 2016 París fue la ciudad elegida, Bélgica, la responsable de la organización este año, ha escogido la localidad flamenca de Malinas, cargada de un alto simbolismo por ser un reducto del que no ha salido hacia Siria e Irak ningún combatiente pese a contar con un 20% de población musulmana. Para completar el reconocimiento a Malinas, su alcalde, Bart Somers, se dirigió a los fiscales en la rueda de prensa previa al trabajo a puerta cerrada. "Si queremos evitar que sean reclutados por el ISIS debemos reclutarlos para nuestra sociedad con políticas inclusivas. Desradicalizar cuesta mucho dinero y esfuerzos y no está garantizado el éxito", lanzó a los presentes. 

Junto al acceso a la información cifrada, la otra gran preocupación es el regreso a sus países de origen de yihadistas que partieron a Siria e Irak desde Europa. "Daesh [acrónimo en árabe para el ISIS] poco a poco pierde, y eso significa que muchos combatientes quieren volver. Son verdaderas bombas para la seguridad", advirtió el fiscal marroquí, Hassan Daki.

Sus homólogos europeos no han entrado en detalles de pesquisas que comparten, como es el caso de las averiguaciones actualmente en marcha en torno a las visitas de algunos autores de los atentados de Cataluña a Francia y Bélgica. "Los contactos entre nuestros países son frecuentes en investigaciones de atentados recientes", ha señalado el ministro de Justicia belga.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El encuentro contó con la ausencia de última hora del fiscal jefe de la Audiencia Nacional en España, Jesús Alonso, centrado en los incidentes derivados del referéndum en Cataluña. En representación española acudieron el teniente fiscal Miguel Ángel Carballo y Dolores Delgado, coordinadora de terrorismo yihadista en la Audiencia Nacional.

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS