Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Corte Suprema de Colombia llama a declarar a Santos por el ‘caso Odebrecht’

El mandatario contará su versión a través de cuestionario sobre los supuestos sobornos recibidos en la concesión de un contrato para la construcción de una carretera

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. EFE

La justicia colombiana vuelve a vincular la gestión del presidente Juan Manuel Santos con el escándalo de corrupción de Odebrecht en Colombia. La Corte Suprema de Justicia enviará un cuestionario al mandatario para conocer su versión sobre los supuestos sobornos que se originaron en el contrato que la empresa brasileña firmó en el país para la construcción de la vía Ocaña-Gamarra, en la Ruta del Sol II, uno de los mayores proyectos de infraestructura viales en Colombia.

"El presidente Santos ha dicho una y otra vez que las decisiones de la Justicia tienen que ser respetadas y acatadas y que él mismo le ha pedido a la administración de justicia que actúe y que tome las decisiones independientemente de a quién afecten", ha dicho Guillermo Rivera, ministro del Interior, en nombre del Gobierno. Esta es, por el momento, la única respuesta oficial ante la petición de la Corte. El organismo judicial no solo llama a declarar al mandatario, también pide la comparecencia de varios ministros del gabinete, incluido el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, actual candidato a la presidencia de 2018 y el hombre fuerte en todos los proyectos en infraestructuras durante esta legislatura.

La Corte Suprema responde así a la demanda de la defensa del senador Bernardo 'Ñoño' Elías, detenido por la Fiscalía el jueves y acusado de haber recibido 17.000 millones de pesos en sobornos de Odebrecht relacionados con diversos contratos en infraestructuras. Este político del interior del Caribe colombiano fue clave en la segunda reelección de Santos en 2014 gracias a los votos que aportó desde su región.

El Ñoño Elías, como se le conoce en el país, es el último de los detenidos por el escándalo de Odebrecht en Colombia. La investigación por su presunta comisión en los delitos de concierto para delinquir y cohecho se inició después de que otro exsenador, Otto Bula, entregara a la Fiscalía 16 gigas de información involucrando a políticos y gestores públicos. Bula fue arrestado el pasado febrero por recibir más de cuatro millones de dólares en sobornos de la compañía brasileña. En su declaración aseguró haber entregado más de un millón a la campaña de Santos. Meses después, el pasado julio, la Fiscalía concluyó en unos documentos remitidos al Consejo Nacional Electoral (CNE) que la constructora brasileña Odebrecht financió las campañas presidenciales de 2014 del actual mandatario y de su principal competidor, el uribista Óscar Iván Zuluaga.

La investigación ya había comprobado en marzo que Odebrecht había firmado un contrato en febrero de 2014 con la sociedad panameña Paddington, vinculada a la empresa colombiana Sancho BBDO, por un millón de dólares, para realizar una encuesta de opinión en las principales ciudades de Colombia. “Esta contribución habría sido efectuada, según los directivos de Odebrecht, con el fin de lograr una aproximación con el Gobierno del presidente Santos”, aseguró entonces este organismo.

En aquel momento, el CNE también llamó al presidente a declarar por la presunta violación de topes en la campaña presidencial de 2014. Con la petición de la Corte Suprema sería la segunda vez que Santos debe dar su versión por los sobornos que Odebrecht pagó en Colombia.

Más información