Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Colombia y el ELN iniciarán las negociaciones de paz el 7 de febrero en Quito

Es la segunda vez que fijan una fecha para el comienzo de las conversaciones, después de la fallida del 27 de octubre

El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país, iniciarán las conversaciones formales para negociar un acuerdo de paz el próximo 7 de febrero en Quito (Ecuador). Es la segunda vez que ambas partes fijan una fecha para comenzar las negociaciones. El pasado 27 de octubre estaba previsto que se iniciase este proceso, que se pospuso al no liberar el ELN a los secuestrados que aún tiene en su poder, entre ellos el excongresista Odín Sánchez, que había bloqueado las conversaciones hasta el día de hoy. La liberación del excongresista está prevista para el 2 de febrero, según anunciaron ambas partes.

Proceso de paz Colombia
Miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Si algo caracterizó las negociaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, que firmaron el acuerdo de paz el pasado noviembre tras el rechazo del plebiscito un mes antes, es que se incumplieron muchas de las fechas que se fijaron a lo largo de los cuatro años de conversaciones en Cuba, entre ellas la de lograr un acuerdo el 23 de marzo. De ahí que este nuevo anuncio entre el Gobierno y el ELN llegue bajo el manto de la extrema cautela. Con el inicio de estas conversaciones, y tras el acuerdo con las FARC, Colombia avanzará hacia lo que el Gobierno ha llamado “la paz completa”. “Los procesos son distintos, pero el fin del conflicto es solo uno”, ha repetido en varias ocasiones el presidente, Juan Manuel Santos.

La negociación entre el Gobierno de Santos y el ELN ha supuesto un quebradero de cabeza. Durante la segunda vuelta de las presidenciales de 2014, en las que Santos buscaba la reelección, el mandatario aseguró que se iniciarían conversaciones con la segunda guerrilla del país para tratar de llegar a un acuerdo de paz como el que se adelantaba con las FARC en Cuba. Hasta marzo de 2016, y después de decenas de reuniones privadas en varios países de la región, no se logró llegar a un acuerdo sobre los puntos a tratar, que se anunciaron finalmente en Caracas. Fue en vano. Las conversaciones se volvieron a estancar, hasta que en octubre, ya con un equipo negociador designado, parecía, por fin, que se iniciarían las negociaciones formales.

La negativa de la guerrilla de dejar en libertad el excongresista Odín Sánchez, vinculado a las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el pasado, puso al gobierno contra las cuerdas. El presidente Santos condicionó el inicio de los diálogos con la liberación del político, que terminó metido en la selva colombiana tras canjearse por su hermano Patrocinio, el exgobernador del Chocó, que estuvo desde agosto de 2013 en poder del ELN. El ELN ha dicho que solo liberará al político cuando tenga la certeza de que algunos miembros de esta guerrilla detenidos podrán salir de la cárcel.

“Esa es la gran esperanza que tenemos. Hace 40 días nos dijeron que era el hasta el 10 de enero, nos parecía eterno, después lo aplazaron un par de días más y ahora esperamos tener buenas noticias”, aseguraba recientemente a EL PAÍS Patrocinio Sánchez, hermano del secuestrado.

El ELN, que nació en 1964, casi a par de las FARC, con una ideología que mezcla cristianismo y marxismo, había intentado sin éxito acercarse a la paz a través del diálogo con algunos gobiernos. La guerrilla mantuvo conversaciones con el presidente César Gaviria en los años 90 y más adelante con el dos veces mandatario Álvaro Uribe. Ahora, con el presidente Juan Manuel Santos el ELN, que ha tenido un componente político mucho más fuerte que las FARC y que cuenta con al menos 2.000 hombres, intentará entrar en ese pacto de paz nacional por el que Santos ha apostado.

Esta guerrilla, que en los últimos 10 años esta guerrilla ha perdido más del 50 % de sus hombres, ha mantenido sus acciones. Las voladoras de torres de energía, los secuestros y las extorsiones han sido prácticas que aun en plena etapa exploratoria de diálogos continuaron, pero que con el inicio de la fase pública el próximo 7 de efebrero, se espera que cesen.

Más información