Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serbia juzga por primera vez la masacre de Srebrenica

Un tribunal de Belgrado sienta el banquillo a ocho supuestos cómplices de la matanza de bosnios en 1995

El primer ministro serbio, Alexander Vucic (c), durante unos disturbios en la conmemoración del 20 aniversario de la masacre de Srebrenica, en 2015.

Serbia juzgará, este lunes, en un hecho sin precedentes, a ocho hombres por supuestamente participar en la masacre de Srebrenica en 1995, la peor atrocidad de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Los ocho se enfrentarán a un tribunal de crímenes de guerra en Belgrado bajo la acusación de ordenar o tomar parte en la matanza de cientos de musulmanes en Kravica, cerca de Srebrenica. La masacre ha sido considerada como un genocidio por dos tribunales internacionales, aunque Belgrado ha rechazado persistentemente esa definición. Es la primera vez que Serbia sienta a unos ciudadanos nacionales en el banquillo para juzgarles por estos crímenes.

Se les acusa del baño de sangre que se produjo en un solo día en un almacén en la ciudad de Kravica. Fue parte de una serie de asesinatos en masa en el enclave bosnio oriental por las fuerzas serbias de Bosnia, comandadas por el general Ratko Mladic, actualmente en juicio en La Haya. Es la primera vez que Serbia intentará juzgar a sospechosos involucrados en la masacre de Srebrenica. Llevada a cabo por serbios étnicos, el episodio ha sido durante mucho tiempo un asunto muy sensible en Serbia, que fue dominada por un fuerte nacionalismo que abogaba por defender los intereses de las minorías serbias tras la desmembración de Yugoslavia.

Si son considerados culpables, los ocho se enfrentan a una condena de hasta 20 años de cárcel. "Este es un caso histórico, es necesario que Serbia se enfrente a su pasado", ha asegurado Vladimir Vukcevic, exfiscal serbio para crímenes de guerra a France Press. "Sin juicios como este, es imposible que haya catarsis, que haya una reconciliación en la región", ha sentenciado Vuckevic.

Los ocho acusados eran miembros de una unidad especial de policía. Otros miembros de este cuerpo ya han sido sentenciados en Bosnia por los crímenes cometidos en Kravica. Los ocho procesados obtuvieron la nacionalidad serbia después de la guerra. Más de 8.000 musulmanes, la inmensa mayoría hombres de entre 16 y 60 años, fueron asesinados en siete días, del 12 al 19 de julio de 1995, por las tropas serbobosnias del general Ratko Mladic.

Otras acusaciones anteriores en torno a la masacre de Srebrenica han sido juzgadas por autoridades bosnias y por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), creado en 1993 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y sito en La Haya.

Con la vista puesta en la futura reconciliación de los pueblos enfrentados, el TPIY ha centrado sus esfuerzos en demostrar la culpabilidad de los máximos responsables de los peores crímenes, ya sea genocidio o crímenes de guerra y contra la humanidad. Las sentencias las dictan 16 jueces. Los estatutos no contemplan la pena de muerte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información