Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Haya considera que Mladic fue una pieza esencial del genocidio de Srebrenica

El juicio contra el general serbobosnio por crímenes de guerra en el Tribunal para la antigua Yugoslavia llega a su fin

Grafiti de Ratko Mladic, en Belgrado, en 2011, cuando inició el juicio.

El proceso contra el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic llega a su fin en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), y la fiscalía ha presentado este lunes tres conclusiones fundamentales: el antiguo oficial “fue una pieza esencial en el genocidio de Srebrenica (1995); la limpieza étnica era el objetivo principal de la guerra de Bosnia, y no su consecuencia; para mantener el territorio arrebatado a croatas y bosnios se pensó en organizar diversos referéndum, con mayoría serbia asegurada”.

Mladic está acusado de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad por el asesinato de unos 8.000 varones musulmanes en Srebrenica, y por el sitio de Sarajevo (1992-1996), que superó las 10.000 muertes. Es también el último fugitivo de los Balcanes en ser juzgado por la justicia internacional. Veinte años después de lo ocurrido, sus abogados se emplearán a fondo a partir del próximo viernes para convencer a los jueces de que solo fue “una figura secundaria” en la mayor atrocidad perpetrada en Europa desde la II Guerra Mundial.

De 74 años, el Mladic de hoy poco tiene que ver con la imponente figura de los tiempos de Srebrenica. Ha sufrido varios derrames cerebrales que han mermado sus fuerzas, y durante el alegato del fiscal, Alan Tieger, se ha mostrado algo confundido. Incluso parecía asentir cuando el jurista calificaba de “pura estrategia de la defensa” el intento de “restar responsabilidad de mando al que fue comandante en jefe de las tropas serbobosnias”. Tieger sostiene que es imposible, porque las declaraciones del acusado, grabadas y presentadas en la sala, contradicen el intento de sus letrados de tildarlo de un oficial más. “En el TPIY, no solo cuentan los hechos y los crímenes, sino también la intención, ayuda o incitación a la hora de cometerlos”, ha dicho.

La fiscalía ha mostrado un vídeo donde el antiguo militar aparece dando órdenes y organizando planes de ataque. “La defensa asegura que Mladic modificó las órdenes de sus superiores, que le obligaban a acosar a los civiles no serbios. Un acto de valentía épica, si fuera cierto. Radovan Karadzic, el exlíder político serbobosnio, aparece, por contra, como el firmante de decretos destinados a destruir a la población. Pero la quema de ciudades bosnio musulmanas al tiempo del avance de las tropas de Mladic, que juró ´vengarse de los turcos´, demuestra que se necesitaba alguien que comandara los ataques. Y Mladic era la figura clave de esa autopista hacia el infierno”, ha añadido el fiscal Tieger.

La limpieza étnica ha sido reconocida por el TPIY en otros juicios, entre ellos el seguido contra Karadzic, condenado a 40 años de cárcel y en fase de apelación. “A pleno rendimiento, dicha táctica dejó atrás un reguero de iglesias católicas y mezquitas destruidas, pueblos calcinados y fosas comunes”, según la fiscalía. Después de sostener que “todos los observadores internacionales coinciden en que se intentó crear regiones étnicamente limpias”, Tieger ha señalado que una de las estrategias para conservar la Gran Serbia consistía en la celebración de varios referéndum. “Una vez consolidada la nueva realidad de la guerra, habría serbios en todos los territorios”. Mladic fue imputado por el TPIY en 1996 y se escondió. En 2011 le detuvieron en Serbia. El juicio quedará visto para sentencia el próximo 15 de diciembre. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >