Los últimos naufragios elevan a 13 los migrantes ahogados cada día de 2016

Los tres últimos barcos hundidos esta semana dejan más de 200 desaparecidos

La Media Luna Roja Libia (LRC) carga un cuerpo en las costas de al-Maya (Libia), el 10 de noviembre.
La Media Luna Roja Libia (LRC) carga un cuerpo en las costas de al-Maya (Libia), el 10 de noviembre.EFE

En el año más mortífero en el Mediterráneo, 13 migrantes mueren al día de media en naufragios, según Médicos Sin Fronteras (MSF). "El equivalente a 13 familias destrozadas cada día", recuerda la organización. A diferencia del año pasado, este año el flujo de barcos que parten de Libia hacia Italia no ha frenado con las malas condiciones del mar ni con el frío. Mientras que en 2015 cesaron a finales del mes de agosto, en 2016 todavía hay operaciones de rescate a diario en noviembre. En la última semana han sido más de 2.600 los rescatados y en lo que va de año, 4.271 personas han muerto en el Mediterráneo. Entre el lunes y el miércoles han naufragado tres embarcaciones repletas de migrantes y Acnur y MSF denuncian, después de escuchar el testimonio de los supervivientes, que hay más de 200 desaparecidos.

Más información
Este 2016 bate el trágico récord de migrantes muertos en el Mediterráneo

Dos de los naufragios ocurrieron el lunes. Una petrolera que estaba a unas 30 millas de la costa de Libia se encontró con decenas de migrantes intentando mantenerse a flote en el agua después de que su embarcación se hundiera. Los trabajadores pudieron rescatar a 15 personas con vida y cuando llegaron los servicios de emergencia, coordinados por la Guardia Costera italiana, no encontraron más supervivientes ni pudieron recuperar cuerpos de desaparecidos.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Italia cifró los desaparecidos en 135, después de escuchar el testimonio de los supervivientes al llegar al puerto italiano de Catania.

Ese mismo día otra embarcación se hundió en la misma zona, y los trabajadores de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) socorrieron a 112 personas y recuperaron cinco cadáveres. Algunos de los supervivientes contaron que su bote se llenó de agua y comenzó a hundirse. Cuando los trabajadores humanitarios llegaron a ayudar, se encontraron con que la gente “se lanzaba al agua de forma desesperada”, según cuenta la ONG en su perfil de Twitter. El equipo de rescate dice haber vivido “una operación de socorro angustiosa” y destaca que algunos de los supervivientes sufrían hipotermia, intoxicación por inhalación de gases y quemaduras causadas por el combustible. Todavía no se ha hecho público un cálculo de los desaparecidos en este naufragio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La tragedia se repitió ayer por la tarde. Una barca llamó a la Guardia Costera advirtiendo de que estaba en peligro. Los agentes se encontraron con una embarcación medio hundida, y pudieron rescatar a 27 personas y recuperar seis cadáveres. Según Médicos Sin Fronteras, en este hundimiento hay alrededor de 100 desaparecidos, porque en la barcaza había unas 130 personas. Las cifras de desaparecidos son aproximadas, y para la ONG lo único que está claro es “que cada día hay una nueva tragedia en el Mediterráneo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS