Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva York registra el primer nacimiento con microcefalia asociado al Zika

La madre del bebé se contagió del virus Zika durante un viaje a la región afectada

El mosquito es el principal transmisor del virus
El mosquito es el principal transmisor del virus AP

Las autoridades de salud de la ciudad de Nueva York confirmaron este viernes el nacimiento de una bebé con microcefalia asociada con el Zika. Es el primer caso de este tipo que se registra en la principal metrópolis de Estados Unidos, donde hay 36 mujeres embarazadas infectadas. La madre contrajo el virus durante un viaje a la región afectada. El virus se transmite a través de la picadura de mosquitos y también hay casos por transmisión sexual.

Tanto el bebé, que nació con la cabeza más pequeña de lo normal y otros defectos, y la madre están bajo observación en un hospital de la ciudad. El Departamento de Salud no dio muchos más detalles sobre su estado. “Llevamos tiempo preparándonos para este escenario”, declaró Mary Bassett, su comisaria. Hace una semana se registró también el primer caso de transmisión sexual de una mujer a un hombre.

Este primer caso de microcefalia no causó ninguna sorpresa entre las autoridades y los vecinos, por el tráfico de viajeros que registra a diario la ciudad de Nueva York. Bassett reiteró, sin embargo, la importancia de que las mujeres embarazadas retrasen los desplazamientos a los países afectados por el Zika. “Las consecuencias son devastadoras”, advierte, al tiempo que ofrece la ayuda pública a las familias.

Actualmente hay más de 300 casos de Zika confirmados en Nueva York, casi todos contraídos por la picadura de mosquitos. Solo tres están catalogados como casos por transmisión sexual. El pasado mes de mayo otra mujer de visita en Estados Unidos dio a luz un bebé con defectos relacionados con el Zika en el hospital universitario de Hackensack, en el condado de Bergen en Nueva Jersey.

La ciudad de Nueva York lazó esta semana una campaña más agresiva para informar y sensibilizar al público sobre el virus, a la vista de que las recomendaciones hechas hasta ahora se pasaron por alto. Cerca de 2.000 mujeres embarazadas se han sometido a pruebas. Se van a destinar 21 millones de dólares durante los próximos tres años a combatir la propagación del virus.