Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook da explicaciones a los republicanos sobre su criterio editorial

Una acusación anónima de supuesta censura evidencia la importancia de la red social como difusor de información

Una información citando fuentes anónimas en una web especializada en tecnología ha elevado la tensión entre el conservadurismo de Estados Unidos y Facebook hasta el punto de hacer necesaria una cumbre entre el fundador de la empresa, Mark Zuckerberg, y conocidos personajes de la órbita ideológica del Partido Republicano para dar explicaciones. La reunión, convocada para este miércoles en la sede de la empresa en Menlo Park, California, debía servir para borra cualquier duda entre los republicanos de que la red social esté censurando para sus usuarios noticias del ámbito conservador, como sospechan. El episodio da una idea de la enorme importancia que ha adquirido Facebook como vehículo de difusión instantánea de información.

Mark Zuckerberg, en una conferencia en Pekín en marzo.
Mark Zuckerberg, en una conferencia en Pekín en marzo. AP

El pasado 9 de mayo, la web de tecnología Gizmodo publicó un reportaje en el que citaba a un exempleado de Facebook, al que no identificaba, diciendo que las noticias conservadoras “se borran sistemáticamente” de un módulo llamado Tendencias que de un vistazo pone al corriente al usuario de los temas más calientes de la red. La acusación, ante la que cualquier periódico experimentado no levantaría una ceja, tomó cuerpo al tratarse de Facebook, el lugar de encuentro y conexión con el mundo de 170 millones de estadounidenses. Zuckerberg publicó un comunicado al día siguiente diciendo que se tomaba muy en serio la acusación y que iniciaría una investigación.

Zuckerberg, de 32 años, es percibido como progresista por el mundo republicano. Nunca se ha callado sus opiniones sobre la necesidad de combatir el cambio climático y ha criticado abiertamente las posturas sobre inmigración de Donald Trump, el presunto candidato republicano. Recientemente, Facebook prohibió la venta de armas entre particulares en su web.

La empresa tiene como vicepresidente de asuntos públicos, su lobbista en Washington, a Joel Kaplan, ex alto cargo de la Casa Blanca de George W. Bush. Kaplan publicó el pasado 14 de mayo los resultados de esa investigación en Facebook. “Aunque no hemos encontrado pruebas de que la información sea cierta, es muy preocupante, y si hay un problema queremos sacarlo a la luz y corregirlo”, escribió Kaplan. El informe, una interesante ventana al funcionamiento interno de Facebook, revela cómo en casi todo el proceso de selección de noticias hay una persona detrás. La publicación del informe fue el primer paso de la campaña de desmentido. El encuentro cara a cara con Zuckerberg debería servir para terminar de convencer a los conservadores de que no están siendo censurados.

“Me preocupa porque soy republicano y conservador”, escribió Kaplan. En su mensaje, recuerda que “en Estados Unidos hay tantos conservadores como progresistas” utilizando la plataforma. Algunos candidatos anunciaron su campaña por Facebook y han utilizado la herramienta para comunicarse con el público. “Los grupos conservadores son muy intensos en Facebook, con niveles de interacción excepcionalmente altos. Esta elección es uno de los temas más discutidos que hemos visto nunca en Facebook. Más de 75 millones de usuarios únicos han tenido 1.700 millones de interacciones sobre los candidatos y los temas de campaña. En los últimos 30 días, ha habido más gente conversando sobre Donald J. Trump en Facebook que sobre cualquier otro candidato”.

Al encuentro del miércoles estaban citados una docena de influyentes personajes de la órbita republicana, como el comunicador Glenn Beck, que ha hecho la campaña de Ted Cruz en las primarias, la periodista Dana Perino de Fox News, Arthur Brooks, del American Enterprise Institute, o Jim DeMint, presidente de The Heritage Foundation. El sitio de internet Breitbart, una combativa web conservadora que asegura ser una de las censuradas, declinó la invitación. DeMint publicó en su muro de Facebook el lunes: “El señor Zuckerberg ha proclamado su compromiso con el trato igualitario y el juego limpio. Millones de americanos, yo incluido, dependemos de esa garantía para debatir cuestiones importantes y compartir historias que afectan a nuestro país”.

Brooks también se refirió al encuentro en su muro de Facebook para decir: “Según un estudio, el 84% de los americanos ven a la prensa nacional como sesgada. Las nuevas compañías innovadoras tienen una enorme oportunidad para cambiar esto al romper con viejas prácticas y dar poder a los ciudadanos para saltarse a los ‘guardianes’ y ayudar a construir un nuevo mercado de ideas diverso. Pero para hacerlo es vital que los nuevos medios eviten los viejos errores”.

Facebook como medio de comunicación

Facebook ya es el país más poblado del mundo, con 1.600 millones de clientes-habitantes. Las noticias que los usuarios ven en su página las decide un algoritmo, o un conjunto de órdenes automáticas. Pero ese algoritmo lo programan personas y la decisión final la toman personas. Es decir, donde quiera que haya un algoritmo informático, ya sea el orden en que Google saca las búsquedas o las recomendaciones de Twitter, se está tomando una decisión editorial. Los algoritmos de los gigantes de Internet deciden qué compramos, de qué nos enteramos, y quizá, qué opinamos. Son decisiones editoriales que entran en los teléfonos móviles de cientos de millones de personas. En este sentido, Mark Zuckerberg se encontró el miércoles haciendo algo habitual para un periodista o un director de una publicación: explicar una y otra vez a todo tipo de gente que no tienes nada en contra de ellos y que solo publicas lo que te parece más interesante.

Más información