Ecuador mantiene la alerta por el volcán, que ha rebajado su actividad

En la madrugada del domingo no hubo explosiones en el nevado Cotopaxi Ya han sido evacuados unos 500 vecinos de la zona

La nube de una explosión el sábado en el volcán Cotopaxi.
La nube de una explosión el sábado en el volcán Cotopaxi.J. J. (EFE)

Ecuador mantiene la alerta amarilla y el estado de excepción en todo el país por la erupción del volcán Cotopaxi, aunque la pasada noche no se han registrado explosiones, según el segundo boletín oficial conocido este domingo. A lo largo del día también técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgos y del Instituto Geofísico tienen previsto hacer una evaluación del volcán Cotopaxi, a través de imágenes térmicas que serán captadas en un sobrevuelo.

Cotopaxi y Pichincha son las poblaciones sobre las que pende la alerta. El comunicado oficial informa que en la noche del sábado al domingo 105 decidieron pasar la noche en un albergue: “Aproximadamente a las 22:30 del sábado, nueve familias del sector de San Antonio de Chasqui y 11 familias de la comunidad de San Luis de Yacupungo; en total 105 personas, decidieron autoevacuar por lo que, en dos buses gestionados por las Fuerzas Armadas, se transportó a todas las personas a un albergue activado por el Ministerio de Inclusión Económica y Social en la parroquia de Pastocalle, sector Culchimiño, en la escuela Rafael Cajiao Enríquez”. En total, habrían sido evacuadas ya 500 personas.

El volcán y nevado Cotopaxi, de 5.897 metros y ubicado en el centro del país, despertó este viernes tras un siglo de reposo. Se produjeron cinco explosiones de ceniza y gas, que precedieron a la emanación de flujos piroclásticos en la madrugada del sábado. Ante el riesgo de una erupción, el presidente Rafael Correa firmó este sábado el decreto de estado de excepción, que regirá durante 60 días en todo el territorio nacional y que ordena la movilización de todas las Fuerzas Armadas y la entrega de recursos para contener la eventual emergencia.

El Instituto Geofísico detalla en su página web que el Cotopaxi es uno de los volcanes más peligrosos del mundo debido a la frecuencia de sus erupciones, su estilo eruptivo, su relieve y su cobertura glaciar. La peligrosidad del volcán radica en que sus erupciones pueden dar lugar a la formación de enormes lahares (flujos de lodo y escombros) que afectarían a las zonas vecinas y densamente pobladas. Se estima que unas 300.000 personas se verían afectadas.

“Reiteramos mantener la calma, estaremos informando periódicamente a través de los medios oficiales”, asegura el boletín oficial. Esta es la única información que los medios locales han publicado ante el control que se impuso tras aprobarse el estado de excepción. El sábado, el alcalde de Latacunga, la ciudad más grande próxima al volcán, aseguró que se veían columnas de humo gigantescas.

Además, la noche del sábado se conoció, a través de un medio local, que 35 autobuses ingresaron en el Centro de Rehabilitación de Latacunga (donde cumplen condena 1.500 reos). Según la información oficial, la ministra de Justicia, Leidy Zúñiga, fue a la cárcel para socializar el plan de contingencia con la población penitenciaria.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS