Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenada a 14 años la exjefa de inteligencia de Uribe

La Corte Suprema pide que también se investigue al expresidente colombiano

Maria del Pilar Hurtado, exjefa de la Inteligencia colombiana.
Maria del Pilar Hurtado, exjefa de la Inteligencia colombiana. AP

Tras cuatro años de proceso judicial, la Corte Suprema de Colombia condenó ayer a 14 años de prisión a María del Pilar Hurtado, exjefa de los servicios de inteligencia durante la presidencia de Álvaro Uribe (2002-2010). Hurtado estaba acusada de espiar ilegalmente a defensores de derechos humanos, periodistas, políticos y magistrados. También condenó a ocho años de arresto domiciliario a Bernardo Moreno, secretario general durante parte del mandato de Uribe. En su decisión, la Corte pidió que el ahora senador también sea investigado por los mismos hechos.

Ocho de los altos funcionarios al Gobierno de Uribe han sido responsables de algún delito

Hurtado se entregó a las autoridades el pasado 31 de enero, tras permanecer prófuga de la justicia, bajo la figura de asilo político, en Panamá durante cuatro años. Su salida de Colombia se dio justo cuando estalló el escándalo. Fue la primera funcionaria del Gobierno de Uribe en eludir a la justicia. En la actualidad, un exministro y un excomisionado de paz, ambos funcionarios bajo su mandato, se encuentran prófugos. Hurtado es la segunda directora de inteligencia que se encuentra detenida por este caso. Jorge Noguera, quien desempeñó ese mismo cargo y también en el Gobierno de Uribe, fue condenado en 2011, a 25 años de cárcel.

Sobre la decisión de la Corte de que el expresidente responda ante la justicia por su posible vinculación en el caso, Uribe aseguró a través de su cuenta de Twitter que el próximo martes contestará a la solicitud de la Corte Suprema de Justicia. "Qué tristeza que Bernardo Moreno y a María del Pilar Hurtado los condenen por cumplir el deber", tuiteó Uribe.

Entre las víctimas del espionaje por parte de organismos del Estado, que en Colombia se conocen como chuzadas, está la exsenadora y líder de izquierda Piedad Córdoba. Según la Corte, los hoy condenados interceptaron sus comunicaciones para obtener información sobre liberaciones de secuestrados y supuestos vínculos con la guerrilla de las FARC. También el periodista Daniel Coronel, quien a través de sus columnas de opinión en la revista Semana destapó varios escándalos del Gobierno de Uribe, fue víctima del espionaje ilegal, que ayer con la decisión de la Corte parece estar aclarándose.

Las dos condenas se suman a otras más que empañan el Gobierno de ocho años del presidente Uribe, con uno de los mayores índices de popularidad en Colombia. Al menos seis más de sus más altos y cercanos funcionarios han sido reconocidos por la justicia como responsables de algún delito.