Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Annan: “Es posible un compromiso con todas las partes en Colombia”

El exsecretario general de la ONU reitera en un foro internacional su apoyo a las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan EFE

El proceso de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC está en uno de sus puntos clave. Las negociaciones están en la etapa de encontrar fórmulas de resarcimiento para los millones de víctimas que ha dejado el conflicto armado. La discusión pasa por la polémica sobre cómo pagarán los guerrilleros, en especial los cabecillas, por los delitos que cometieron. Un debate que desde el inicio de los diálogos ha polarizado a los colombianos. Según las encuestas, son más los que rechazan que guerrilleros desmovilizados hagan política sin pagar un solo día cárcel.

El debate se ha avivado en estos días por cuenta de las declaraciones del portavoz de las FARC, Iván Márquez. En una entrevista al telediario Noticias UNO, el jefe advirtió que “para los guerrilleros cero cárcel” y recordó que ningún proceso de paz en el mundo ha terminado con los líderes de la insurgencia tras las rejas. El Gobierno no tardó en reprocharle a la guerrilla esta y otras declaraciones. “Me parece que sus intervenciones han estado llenas de esguinces, de excusas, y lo que los colombianos queremos es un reconocimiento categórico a sus víctimas", dijo el martes Humberto de la Calle, jefe negociador.

Este miércoles, el tema quedó otra vez sobre la mesa en un foro en el que se analizaron las experiencias internacionales de comisiones de la verdad, y en el que participó el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, y el presidente Juan Manuel Santos. Annan, que reiteró su apoyo a las negociaciones, reconoció que construir la paz es un proceso lleno de tensiones. Una, precisamente, es la necesidad de judicializar a los que cometieron violaciones contra los derechos humanos, pero también terminar pronto con la violencia. “¿Cómo lograr al mismo tiempo justicia y paz? ¿Cómo garantizar que haya justicia para las víctimas?”, preguntó Annan a un auditorio de 700 personas.

Santos insistió en que el acuerdo de paz debe incorporar una serie de mecanismos de rendición de cuentas y de lucha contra la impunidad

Las respuestas no son fáciles ya que cada conflicto tiene sus propias características, dijo el también Nobel de paz. Sin embargo, insistió en que escuchar a las víctimas es fundamental, por lo que destacó que 60 de ellas hayan viajado a La Habana en los últimos meses, para verse cara a cara con los negociadores. “A las víctimas les debemos el derecho a que se sepa la verdad, por dura que sea, y garantizarles que no se va a repetir", dijo el exsecretario de la ONU, para quien la justicia no debe ser un impedimento para la paz, sino, por el contrario, un “socio esencial”. También recordó que en el mundo de hoy, los acuerdos de paz no pueden aceptar la impunidad y deben satisfacer las normas internacionales. “Estamos buscando el término medio, que es muy angosto, en el que es posible llegar a un compromiso con todas las partes”.

Santos, por su parte, recordó durante su intervención que las víctimas están en el centro del proceso que lidera y que solo si se las repara y se busca saber la verdad de lo que pasó, Colombia podrá sanar sus heridas y seguir adelante.

El mandatario contó que sus negociadores viajaron a Cuba el martes para discutir con las FARC sobre la creación de una comisión de la verdad, de la que es partidario, ya que su Gobierno sabe que, para responderle a las víctimas, se debe incorporar en el acuerdo de paz una serie de mecanismos de rendición de cuentas y de lucha contra la impunidad. “A diferencia de la mayoría de transiciones en donde los negociadores han firmado amnistías generales y luego los abogados han iniciado acciones para derrocar en cortes nacionales e internacionales los acuerdos de impunidad–, nosotros no queremos firmar un acuerdo de paz para que luego sea derrotado en las cortes”, aseguró.

Santos también dijo que el Marco Jurídico para la Paz, un acto legislativo aprobado en 2012 por el Congreso y que permitirá diseñar un modelo de justicia transicional que satisfaga a las víctimas -el cual rechazan las FARC-, condiciona cualquier tratamiento penal “especial” a la contribución a la verdad.

Kofi Annan aprovechó su viaje a Colombia para reunirse con la oposición, liderada por el expresidente y senador Álvaro Uribe, quien ha insistido en que la forma en que Santos lleva a cabo las conversaciones con la guerrilla, traerá impunidad. Por eso, al final de su visita a Colombia, dijo en una rueda de prensa que Santos y Uribe deberían sentarse a dialogar, así sea a puerta cerrada. Annan viajará el viernes a La Habana para verse con los negociadores de paz, lo que se ha calificado como un espaldarazo internacional que se suma al reciente anuncio de Estados Unidos de designar un enviado especial para el proceso