Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atenas recupera las pérdidas acumuladas desde la victoria de Syriza

Los mayores bancos piden 2.000 millones de emergencia al BCE

Una mujer retiraba el pasado lunes dinero de un cajero de Eurobank en Atenas.
Una mujer retiraba el pasado lunes dinero de un cajero de Eurobank en Atenas. REUTERS

Los mercados respiran aliviados. El peor escenario para sus inversiones en Grecia queda descartado. El rechazo del nuevo ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, a una quita o al impago de la deuda cambia radicalmente los términos de la negociación y, a partir de ahí, todo entra en terreno más o menos razonable, según los más de 100 banqueros y analistas con los que Varoufakis se reunió el pasado lunes en Londres. Las bolsas celebraron los nuevos planes griegos con una subida del 11% en Atenas —el mayor incremento acumulado en dos jornadas de los últimos 24 años— y se registraron números positivos en todos los mercados europeos.

Pero las dificultades del país están ahí. Tres de los cuatro mayores bancos griegos han recurrido a la línea de Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene abierta a través del banco central de Grecia desde el pasado 21 de enero, informa Reuters. Serían unos 2.000 millones de euros en apenas dos semanas, un dinero al que los bancos han recurrido ante los problemas de liquidez que sufren las entidades por la retirada de depósitos. Entre diciembre y enero, las entidades griegas han perdido unos 14.000 millones de euros en depósitos, aproximadamente el 8,5% de los fondos depositados en el sistema.

Esta línea de liquidez tiene carácter temporal. El BCE debe decidir este miércoles si extiende la vigencia del ELA. De lo contrario, las dificultades de los bancos volverán a hacerse evidentes. Especialmente si no se renueva el programa de Grecia con la troika. La deuda griega está calificada como bono basura y los bancos no pueden entregar bonos griegos al BCE a cambio de liquidez, como sí hacen entidades de otros países. Salvo que mantengan los planes de rescate.

El respiro, en todo caso, es bienvenido. La bolsa de Atenas ya ha recuperado las pérdidas acumuladas desde el pasado 25 de enero, cuando se celebraron las elecciones en Grecia que dieron la victoria a Syriza. La rentabilidad exigida por los inversores para comprar deuda a 10 años cayó ayer significativamente hasta situarse en el 9,6%. La deuda a 5 años cotiza al 12,72%.

Más información