Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No somos los chicos malos de la UE”

El ministro de Exteriores griego logra suavizar el lenguaje de la reunión extraordinaria de Exteriores

El ministro de Exteriores griego, Nikos Kotzias (en el centro), habla con sus homólogos austriaco y alemán, este jueves en Bruselas.
El ministro de Exteriores griego, Nikos Kotzias (en el centro), habla con sus homólogos austriaco y alemán, este jueves en Bruselas. REUTERS

Grecia ha llegado pisando fuerte a Bruselas. Este jueves, en su primera visita a la capital europea como ministro de Exteriores, Nikos Kotzias, ha celebrado las conclusiones de la reunión en la que se ha debatido la posibilidad de ampliar las sanciones a Rusia por la escalada de violencia en el Este de Ucrania. Grecia, reacia a aceptar esta medida, ha conseguido suavizar la posición del bloque ante Moscú al amenazar con su veto. El encuentro, en el que ha participado los ministros Exteriores de los Estados miembros, ha concluido con una prórroga de las sanciones actuales hasta setiembre de 2015 y de la lista de dirigentes prorrusos y separatistas, considerados responsables del agravamiento del conflicto.

“Debemos estar satisfechos porque tenemos un plazo de seis meses para negociar y dialogar”, ha dicho. Kotzias, que durante su comparecencia ha mantenido un tono crítico hacia las instituciones europeas, ha querido matizar que su postura hacia las sanciones no les convierte en “los chicos malos” de la Unión. “No usamos el veto desde 1997, y en cambio otros países más grandes lo hacen constantemente”, ha añadido.

Kotzias, ante una sala de prensa expectante, ha asegurado haber cumplido con su primer objetivo como político de la Unión: “Negociar para proteger a Grecia y a la UE”. Además, ha lamentado las especulaciones que ha habido estos los últimos días sobre la relación entre el Ejecutivo heleno y su relación con Rusia y ha querido enfatizar que la discusión no era sobre las sanciones o la condena de los ataques en Mariúpol del pasado fin de semana, “sino el derecho que tenemos o no de ampliarlas en un país completamente hundido en una crisis económica”.

En su comparecencia, Kotzias ha abogado por el diálogo como única vía posible de cara a las relaciones entre Moscú y Kiev. “Hay que negociar y no discutir, por el bien de Grecia y de la UE”, ha insistido mientras recordaba que ese es su trabajo, “por el cual los griegos le pagan”. Kotzias ha asegurado haber mantenido una “amigable” conversación telefónica con su homólogo ucranio, con el que afirma haberse entendido “muy bien”. También ha sido invitado a Moscú por el ministro ruso de su ramo, Sergei Lavrov, aunque ha querido dejar claro que antes de eso espera mantener mañana mismo una conversación con el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry.

Más información