Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre del periodista secuestrado por el Estado Islámico ruega por su liberación

Shirley Sotloff, la madre de Steven J. Sotloff, publicó una plegaria en vídeo este miércoles

Antes le pedía a los medios de comunicación que no hablaran de la desaparición de su hijo. La habían amenazado con matarlo si se hacía público su secuestro. Ahora, es ella la que ha publicado un vídeo en el que le pide al líder del Estado Islámico (EI), Abu Bakr al-Baghdadi, su liberación. "Tú, califa, puedes conceder amnistía. Te pido que por favor liberes a mi hijo". Shirley Sotloff es la madre del periodista autónomo Steven J. Sotloff, de 31 años, que lleva más de un año secuestrado por el EI y está amenazado de muerte desde la semana pasada.

Técnicamente no está incumpliendo su promesa de silencio. Fue el grupo terrorista el que reconoció tener al periodista en su poder en el vídeo de ejecución de James Foley, otro periodista freelance también capturado en Siria. Sotloff vio a su hijo en el vídeo, arrodillado en el mismo lugar donde Foley fue decapitado, mientras que un hombre enmascarado amenazaba con matarlo también si sus peticiones - una de ellas el cese de los ataques aéreos - no se cumplen.

En el vídeo, publicado por The New York Times, Sotloff le ruega al líder clemencia. "Como madre, pido que tu justicia sea misericordiosa y que no castigues a mi hijo por asuntos que él no puede controlar", dice la profesora de Miami mirando directamente a la cámara. También cuenta que ha estado estudiando el Islam desde su captura, y que ha aprendido que ningún individuo debería ser responsabilizado por los pecados de los demás. "Él es un periodista inocente", asegura.

Para Daveed Gartenstein-Ross, director del Centro de Estduios de Radicalización Terrorista de la Fundación para la Defensa de las Democracias en Washington, estas declaraciones pueden ayudar a afianzar el liderazgo de Baghdadi, que actualmente solo es reconocido por una minoría de musulmanes.

Además del periodista americano, el EI también tiene secuestrados a dos trabajadores humanitarios, un hombre y una mujer, que no han sido identificados por petición de las familias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información