Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU autoriza el despliegue de una fuerza internacional en Malí

La resolución, propuesta por Francia y adoptada por unanimidad, plantea que una fuerza militar africana reconstruya el Ejército maliense y combata a Al Qaeda en el norte

Dos militantes del Movimiento por la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO), en Gao, Malí, el pasado mes de julio.
Dos militantes del Movimiento por la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO), en Gao, Malí, el pasado mes de julio. AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado en la noche del jueves, por unanimidad, una resolución que autoriza el despliegue de una fuerza militar internacional para reconstruir el Ejército de Malí, debilitado tras el golpe de Estado de marzo de este año, e intervenir en el norte del país para desalojar a los grupos terroristas ligados a Al Qaeda. Dos de los grupos armados que operan en la zona, el Movimiento de Liberación Nacional del Azawad (MLNA, tuareg) y el islamista Ansar Dine, han anunciado este viernes en Argel que están dispuestos a poner fin a las hostilidades y negociar con las autoridades malienses.

La propuesta aprobada por la ONU, redactada por Francia, plantea un despliegue militar durante al menos un año. Esta fuerza militar estará formada por soldados de los países africanos vecinos. El papel de los países europeos y otros será el de prestar apoyo externo y ayudar a la reconstrucción de Malí.

El papel de los militares enviados a malí será reconstruir y entrenar el Ejército del país, de forma que sea capaz de enfrentarse a los grupos que operan en el norte. Será el Consejo de Seguridad el que estime cuándo ese entrenamiento es suficiente para iniciar las operaciones militares en la zona.

El texto tiene también una vertiente política en la que reclama a Bamako que ponga en marcha un "diálogo político para restablecer el orden constitucional" para poder organizar las elecciones presidenciales previstas para abril de 2013.

En Malí existe un vacío de poder desde un intento de golpe de Estado de una parte del Ejército el pasado mes de marzo. El Estado ha sido incapaz de combatir a los grupos terroristas ligados a Al Qaeda que controlan territorio al norte. La situación, que en la práctica supone el peligro de tener un estado como el Afganistán de los talibanes a las puertas de Europa, es un motivo de alarma para la UE.

El presidente francés, François Hollande, hizo de este asunto una prioridad en la última Asamblea General de la ONU. Recientemente, ha sido la cúpula militar de Estados Unidos la que ha presionado para utilizar la fuerza en la zona.

La resolución 2085 no establece un calendario concreto para una posible ofensiva contra los grupos islamistas.

Diplomáticos y cargos de la ONU citados por France Presse opinan que la recuperación de la parte norte de Malí controlada por el terrorismo islamista no podrá comenzar al menos hasta otoño de 2013, por razones de clima y de preparación.