Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OEA elige a Álvarez Icaza para dirigir su Comisión de Derechos Humanos

El exdefensor del Pueblo de México DF impulsó con Javier Sicilia el Movimiento por la Paz

En los últimos dos años ha sido un líder de la defensa de los civiles en la cruda gerra al narco

Álvarez Icaza, de traje claro, este viernes en Washington.
Álvarez Icaza, de traje claro, este viernes en Washington. EFE

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha designado al mexicano Emilio Álvarez Icaza (1965) nuevo jefe de su Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Con una sólida trayectoria en la denuncia de la violación de los derechos civiles, desde la dirección de la defensoría del Pueblo de Ciudad de México al liderazgo, junto al poeta Javier Sicilia, del Movimiento por la Paz contra la violencia en México, Álvarez Icaza es una de las figuras de referencia del activismo civil en este país lastrado por el crimen.

Ocupará el puesto que deja el abogado argentino Santiago Cantón, que ha estado 11 años en el cargo y ahora dirigirá el Centro de Derechos Humanos Robert F. Kennedy. El promotor de los derechos civiles mexicano trabajará ahora en Washington (EE UU), donde comandará la dirección de la Comisión, revisará con su equipo las denuncias de violaciones de derechos humanos que les lleguen, atenderá las audiencias con las víctimas y elaborará informes.

Es la primera vez que un mexicano es elegido para este cargo. Álvarez Icaza también optó a la jefatura de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de su país, pero el Senado lo rechazó.

Su contribución a la defensa de las víctimas civiles de la guerra contra el narco del Gobierno de Felipe Calderón, presidente de México hasta el próximo mes de diciembre, ha sido notable en los últimos dos años. En 2011 impulsó el Movimiento por la Paz con Javier Sicilia, después de que el hijo de este poeta fuese asesinado por el crimen organizado junto a otras seis personas. Desde entonces, el Movimiento por la Paz ha sido una de las herramientas más efectivas en este país para ponerle cara a las familias que padecen un conflicto que en los últimos seis años ha causado más de 60.000 muertos.

Álvarez Icaza ha resaltado en una entrevista con el diario Reforma que su elección como director ejecutivo de la CIDH es “emblemática por lo que está viviendo México”. De todas formas, él no podrá intervenir en cuestiones relacionadas con su país –por la normativa de la Comisión–; serán los comisionados de la CIDH en México quienes las atenderán.

Este sociólogo mexicano de 47 años ha trabajado en el área de los derechos civiles desde principios de los años 90. De 2001 a 2009 fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, cargo en el que fomentó que el Gobierno de la capital aprobase normativas como la aprobación del aborto y de los matrimonios homosexuales.