Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa la petición de Rajoy sobre el derecho de veto en el fondo de rescate

El uso del mecanismo podrá ser bloqueado con el 85% de los votos

España tendría capacidad de frenarlo si las decisiones se tomarán con el 90% de apoyos

Rajoy posa junto a Sarkozy tras su reunión.
Rajoy posa junto a Sarkozy tras su reunión. AP

Llegó tarde y no pudo ser. Una de las peticiones puestas ayer sobre la mesa europea por España, la primera demanda de Mariano Rajoy como futuro presidente del Gobierno, no ha tenido el éxito que pretendía. El líder del PP, con el apoyo en el Consejo Europeo del aún jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, planteó durante las entrevistas que mantuvo en Marsella, donde se celebró el Partido Popular Europeo, que España tuviera poder de veto en el futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Este MEDE es un cortafuego diseñado para evitar que la crisis se contagie de unos países de la zona euro a otros y será el sustituto permanente del fondo de rescate utilizado para auxiliar a Grecia. Lo que Rajoy quería era que la mayoría necesaria para hacer uso del fondo fuera del 90% de los votos.

La participación de cada país en este mecanismo es equivalente a su contribución al Banco Central Europeo (Alemania, un 27,1%; Francia, un 20,3%; Italia, un 17,9% y España, un 11,9%), por lo que solo este 90% abriría las puertas a que el Gobierno español tuviera posibilidad de bloqueo.

Sin embargo, el texto firmado esta madrugada por los líderes europeos mantiene la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que fija la toma de decisiones, hasta ahora adoptadas por unanimidad, en el consenso del 85% de los votos. "Se reemplazará la regla del mutuo acuerdo -dice el borrador de acuerdo- por una mayoría cualificada del 85% en caso de que la Comisión y el BCE [Banco Central Europeo] concluyan que es necesario adoptar una decisión urgente en materia de asistencia financiera cuando se vea amenazada la estabilidad financiera y económica de la zona del euro".

Los líderes europeos acordaron que el MEDE entre en vigor en julio de 2012.