Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

América Latina vive su momento

“Seguimos llamando emergentes a países que ya emergieron”, dice el exjefe del Gobierno Felipe González en la presentación de un libro

Felipe González (derecha) y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias
Felipe González (derecha) y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias EFE

Seguimos llamando emergentes a países que ya emergieron, mientras en Europa seguimos en pleno proceso de inmersión” afirmó el expresidente español Felipe González ante un auditorio repleto de público. “Tenemos un problema de gobernanza global”.

 La crisis económica y cómo afrontarla y las lecciones que Europa y Estados Unidos podrían y deberían aprender de América Latina; el paternalismo e incluso la soberbia con los que el Viejo Continente ha mirado al otro lado del Atlántico; los desafíos a los que el mundo se enfrenta tras la crisis económica y la importancia de la política como motor de cambio ante las nuevas demandas de la sociedad fueron algunos de los temas que ayer se debatieron en Madrid con motivo de la presentación del libro El momento político de América Latina.

González, junto a Ricardo Lagos, expresidente de Chile, Rebeca Grynspan, administradora asociada de la PNUD y exvicepresidenta de Costa Rica, y Enrique V. Iglesias, secretario iberoamericano, participaron en el debate, moderado por el periodista Iñaki Gabilondo, El momento político de América Latina organizado por la Secretaría General Iberoamericana (Segib), con motivo de la presentación del libro del mismo título editado por la Fundación Carolina, el Real Instituto Elcano y la propia Segib.

La democracia 2.0 ha empezado a caminar"

Ricardo Lagos, expresidente chileno

Insistieron los participantes en la importancia de la política, con mayúsculas, para afrontar los desafíos a los que se enfrenta Latinoamérica. “Hay otro momento político, hay otra América Latina. En el ciclo político que termina hemos conseguido que se respete el Estado de derecho pero ahora hay que empezar a fortalecer la instituciones” dijo Ricardo Lagos. “La democracia 2.0 ha empezado a caminar. El dirigente político expone sus ideas y el ciudadano en Twitter se las echa abajo. La ciudadanía se mueve y quiere ser oída”, afirmó el expresidente. En esta idea también incidió Rebeca Grynspan. Dijo que América Latina tiene la tarea importante no solo de terminar de construir el Estado de derecho sino también “la del derecho a tener un Estado, porque este no siempre llega a todos los ciudadanos”.

Recoge el libro, y así se reflejó también en el debate, los importantes cambios sociales, políticos y económicos que se han producido en Latinoamérica y que han permitido que, frente a la crisis económica y financiera internacional iniciada en 2008, la mayoría de los países de la región ha podido, en algunos casos con mucho éxito, capear el temporal. Recordó González que en una reunión con empresarios argentino estos mostaron cierto grado de satisfacción ante la situación de los “maestros” de Europa y Estados Unidos que con arrogancia impartieron lecciones de cómo gestionar la crisis de la deuda latinoamericana “y ahora no saben como solucionarla”.

Sin embargo, coincidieron los participantes en mostrarse prudentes ante el éxito: “Procuren que la risa sea un poco ‘orgásmica’: muy intensa y muy corta” dijo González. “Estamos en un cambio de época (…) y después de la crisis vamos a llegar a puertos que no fueron los de partida” sostuvo Enrique V. Iglesias. “El problema de la nueva era es que las epidemias se convierten en pandemias. La capacidad de contagio no se puede amputar ahora por efecto de la globalización” dijo Felipe González, o en palabras de Iglesias, “la cara fea de la globalización”.