Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se acentúa la caída de 'News Corporation' en bolsa tras el arresto de Rebekah Brooks

Rupert y James Murdoch afrontan mañana una delicada comparecencia en los Comunes

Las acciones de News Corporation, la compañía que agrupa los intereses globales de Rupert Murdoch, han seguido su caída libre en bolsa, con pérdidas que han llegado al 7,6% en Sidney antes de cerrar con una caída del 4,3% y con un fuerte descenso también en Nueva York, donde caía de más del 4% a las dos horas de la apertura de las cotizaciones en Wall Street. El descenso es consecuencia del arresto el domingo de Rebekah Brooks, ex consejera delegada de News International, la filial británica de News Corporation, que parece incrementar la posibilidad de que el imperio de Murdoch pueda acabar enfrentándose a la justicia estadounidense como consecuencia de sus problemas en Reino Unido.

Rupert Murdoch y su hijo James comparecerán mañana ante la Comisión de Cultura de los Comunes, después de que esta les conminara el pasado viernes a presentarse, forzándoles así a dar marcha atrás en la decisión inicial de ambos de eludir, al menos de momento, la cita parlamentaria. El abogado de Rebekah Brooks ha asegurado que esta también se presentará ante los diputados a pesar de haber sido arrestada el pasado domingo y puesta en libertad bajo fianza tras más de nueve horas de interrogatorios.

Posibles repercusiones del escándalo

La depreciación de News Corporation en bolsa refleja la creciente inquietud sobre su futuro en varios aspectos y sobre todo la posibilidad de que el pago de sobornos a policías británicos a cambio de información pueda ser punible en Estados Unidos. La agencia Bloomberg ha llegado a asegurar que incluso la posición de Rupert Murdoch al frente de la compañía que fundó hace 60 años está en cuestión. Y varios medios británicos daban por seguro que su hijo James será apartado muy pronto de la presidencia de BSkyB.

La posición del pequeño de los Murdoch ha quedado muy expuesta tras la dimisión la semana pasada de Rebekah Brooks y su posterior arresto, y la renuncia horas después de Les Hinton en Nueva York al frente de Dow Jones.

James Murdoch es presidente de News International y gestiona también el negocio televisivo del grupo en Europa y Asia. Pero también preside BSkyB, donde News Corporation es el accionista dominante con el 39%. El tiempo que ha de destinar a resolver la crisis del News of The World es el argumento ideal para que deje al menos por un tiempo la presidencia de BSkyB, la mayor empresa de televisión de Reino Unido.

Sin embargo, ese no sería el único objetivo de la maniobra. El regulador británico de las telecomunicaciones, Ofcom, podría concluir que los problemas de gestión en News of The World demuestran que News International no está en condiciones de gestionar BSkyB y congelar su licencia. Ese riesgo sería menor si la plataforma de televisión no estuviera presidida por un ejecutivo de las empresas de Murdoch.

Además, no hay que descartar que James Murdoch pueda ser llamado a declarar por la policía en relación a las escuchas en el News of The World, aunque no tenga que ser necesariamente arrestado o sea convocado como testigo y no como sospechoso.

Segunda comparecencia ante los Comunes

El hijo de Murdoch comparecerá mañana por segunda vez en los Comunes. Recientemente admitió que cuando compareció por primera vez no estaba en posesión de toda la información sobre el caso, lo que le llevó a engañar involuntariamente al parlamento. Uno de los aspectos clave que deberá aclarar es porque aceptó indemnizar con sumas altísimas a algunos de los afectados por las escuchas ilegales, en lo que parece ahora un intento de comprar su silencio.

Rebekah Brooks comparecerá después de que lo hayan hecho Rupert y James Murdoch, según ha confirmado su abogado, Stephen Parkinson. "La posición de Rebekah se puede exponer con claridad: no es culpable de ningún delito criminal. La posición de la Policía Metropolitana es menos fácil de entender. A pesar de haberla arrestado y haberla interrogado durante nueve horas, no le han acusado de nada, no le han enseñado ningún documento que la relacione con ningún delito. En su momento deberán rendir cuentas de sus acciones, en particular de su decisión de arrestarla, con el enorme daño para su reputación que eso ha supuesto", ha declarado el abogado.