Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el número dos de Scotland Yard

Durante la mañana ya se habían desatado los rumores de que Yates iba a ser suspendido de sus funciones

John Yates, número dos de Scotland Yard, ha presentado su dimisión poco después de las dos de la tarde (una hora más tarde en la España peninsular). Yates, que tuvo una desastrosa comparecencia parlamentaria la semana pasada pero se resistía a dimitir, no ha tenido más remedio que hacerlo después de la renuncia, el domingo, del jefe de Scotland Yard, sir Paul Stephenson. Yates es el hombre que hace dos años decidió no proseguir las investigaciones sobre las escuchas en el News of The World a pesar de que tenía cientos de pistas a seguir.

En el parlamento, Yates admitió que solo tardó ocho horas en decidir que no valía la pena seguir investigando. Ese mismo día se supo que la Policía Metropolitana solo había contactado hasta la semana pasada con 170 de las casi 4.000 personas que aparentemente fueron espiadas por el tabloide de Rupert Murdoch.

Hace dos años decidió no proseguir las investigaciones sobre las escuchas pese a tener cientos de pistas a seguir

Su marcha ha sido anunciada poco antes de que comparezca en los Comunes la ministra del Interior, Theresa May, para explicar la crisis de Scotland Yard y en particular sus vínculos con el News of The World. Durante la mañana se habían desatado los rumores de que Yates iba a ser suspendido de sus funciones, lo que puede haber influido para que se decidiera a marcharse antes de que le echaran.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, en una comparecencia ante la prensa poco después de conocerse la renuncia de Yates, ha elogiado la figura personal tanto de este como de su superior, dimitido la víspera, sir Paul Stephenson. Pero ha subrayado que la marcha de ambos era inevitable porque sus vínculos con el escándalo del News of The World les iba a distraer de sus responsabilides precisamente cuando Scotland Yard se prepara para afrontar el reto de la seguridad de los Juegos Olímpicos que Londres albergará en el verano de 2012.