Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen de Gadafi reconoce que tiene detenido al fotógrafo español en Libia

Manu Brabo se hallaba en paradero desconocido junto con tres compañeros desde el pasado lunes.- El Gobierno libio asegura que los liberará pronto

El Gobierno de Muamar al Gadafi ha reconocido que tiene en su poder al fotógrafo español Manuel Varela de Seijas Bravo, conocido profesionalmente como Manu Brabo, y otros tres periodistas desplazados para cubrir la guerra en Libia, que estaban en paradero desconocido desde el lunes. También ha anunciado que pronto serán puestos en libertad. Así lo informó hoy a EFE Peter Bouckaert, portavoz de Human Rights Watch (HRW), quien explicó que los periodistas viajan por carretera hacia Trípoli, a donde podrían llegar hoy o mañana.

Bouckaert ha explicado que el congresista estadounidense Curt Weldon se reunirá hoy con Gadafi y que en el encuentro se tratará la liberación de los fotógrafos, entre los que se encuentran también dos estadounidenses y un sudafricano, James Fowley, Claire Morgane y Anton el Harmmel. Representantes de la Embajada de Turquía en Trípoli también están intercendiendo para su puesta en libertad. Una vez que esta se produzca, podrían salir del país en el avión del congresista Weldon o por carretera en dirección a Túnez.

El fotógrafo español nació en Gijón en 1981 y desde hace años trabaja como freelance colaborando con diferentes medios en diversos lugares del mundo. Ha cubierto el conflicto palestino-israelí y el terremoto de Haití. Desde hace un mes se encontraba en Libia colaborando con la agencia europea de fotografía EPA, cuyas fotos distribuye en España y América EFE, accionista de la agencia.

Según relató el asesor de seguridad del diario estadounidense The New York Times al periodista de La Vanguardia Xavier Más de Xaxás, los cuatro periodistas fueron detenidos el pasado martes cuando las fuerzas gadafistas lanzaron un intenso ataque en torno a la carretera que une Brega con Ajdabiya. El asesor de seguridad, que viajaba en otro vehículo, aseguró que vio cómo el coche de los periodistas quedó atrapado entre las líneas de las tropas de Gadafi, según su versión relatada a Efe por Más de Xaxás. Los gadafistas detuvieron a los fotógrafos, quemaron su vehículo y se los llevaron.

La madre del fotógrafo gijonés se ha mostrado esperanzada a pesar de la falta de noticias. "Estoy segura de que todo va a salir bien y podré charlar con él en pocos días", ha comentado. "Tengo la esperanza de que están bien, de que antes o después van a salir", ha insistido desde el domicilio del padre del fotógrafo, en un piso céntrico de Gijón. Victoria, con quien Manu Brabo reside habitualmente en Gijón ha atendido a los periodistas de EFE con entereza y serenidad: "No queda otra, a las cosas hay que hacerlas frente cuando vienen".

"Estoy segura de que va a salir todo bien y de que antes o después mi hijo va a estar en casa", ha deseado, tras conocer que hay informadores de Human Rights Watch que vieron cómo los cuatro fotógrafos fueron montados en dos vehículos por tropas leales al líder libio cerca de Brega.

Según publica en su blog personal, recientemente se encontraba cubriendo el conflicto libio en Bengasi, bastión de los rebeldes libios contras las fuerzas de Muamar el Gadafi. La última entrada de su blog está fechada el 20 de marzo de 2011. Tres días después publicó una crónica en el diario vasco Gara sobre la lucha de los rebeldes libios contra Gadafi.

Estudió fotografía en la Escuela de Artes de Oviedo y posteriormente comenzó la licenciatura de Comunicación en la Universidad Carlos III. En el 2006, comenzó a trabajar de fotógrafo freelance cubriendo eventos deportivos para una pequeña agencia de Madrid (Negami df), según la información de su página web. Ha colaborado en agencias como Zuma Press, Invision Images y Gran Angular Press. Fue premio Nómadas en el Festival de fotoperiodismo de Vitoria Periscopio 09.