El Parlamento Europeo pide a Marruecos que acepte una investigación sobre los sucesos del Sáhara

La resolución se ha aprobado a pesar de los intentos de Marruecos de aplazar el pronunciamiento de los eurodiputados

El Parlamento Europeo ha pedido a Marruecos que admita una investigación independiente de Naciones Unidas sobre los sucesos en el campo de Gdaim Izik y en el Aaiún. Los eurodiputados solicitaron también a las autoridades marroquíes que dejen libre acceso a la zona a la prensa y a los observadores internacionales.

En su resolución, pactada por amplia mayoría entre los principales grupos parlamentarios y en consecuencia empleando un tono moderado, "toman nota" de la intención del Parlamento marroquí de abrir una comisión de investigación sobre los hechos. No obstante, los eurodiputados estiman que "las Naciones Unidas sería la instancia más adecuada para realizar una investigación independiente internacional para esclarecer lo ocurrido, las muertes y las desapariciones".

Más información

La resolución se ha aprobado a pesar de los intentos de Marruecos de aplazar el pronunciamiento del Parlamento Europeo hasta diciembre después de que los eurodiputados escucharan su versión de los hechos. El ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi, tiene previsto comparecer el próximo día 1 de diciembre en la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

José Ignacio Salafranca, portavoz del Grupo Popular Europeo en la Eurocámara, ha manifestado en el debate previo que "Marruecos es un socio positivo y activo de la Unión Europea, y es también un aliado estratégico fundamental en la contención del fundamentalismo islámico radical". Pero Salafranca ha añadido que "este Parlamento es la institución donde late el pulso democrático de la Unión y tiene el compromiso irrenunciable con la causa de los derechos humanos". Y precisó que "si estos derechos son desconocidos no puede mirar a otro lado y tiene que alzar su voz y decir cuáles son los principios que nos animan".

En su intervención el eurodiputado socialista Antonio Masip ha recalcado que "el campamento es paradigma de la distancia entre Marruecos" y ha precisado que "Marruecos reprende cono odio a quien considera pueblo distinto". Raúl Romeva, eurodiputado de ICV y vicepresidente de Verdes /ALE, ha expresado que "tras los múltiples intentos por parte de Marruecos de impedir que este Parlamento se pronunciara sobre la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, debemos congratularnos por que en esta ocasión el lobby marroquí ha fracasado". Romeva ha subrayado que "no se puede poner al mismo nivel a las dos partes, no tienen la misma responsabilidad ni usan las mismas armas".

Willy Meyer, eurodiputado, coordinador internacional de Izquierda Unida, ha valorado "muy positivamente" que el comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs, subrayase la necesidad de que el pueblo saharaui ejerza su derecho a la autodeterminación. Meyer ha manifestado que "es inaceptable la intromisión permanente de la administración marroquí en esta institución. Ha recordado que Marruecos no tiene soberanía sobre el Sahara occidental, por lo tanto este Parlamento tiene que lanzar un mensaje claro a la comunidad internacional y a los saharauis que son los que tienen que decidir su futuro mediante un referéndum de autodeterminación". Este eurodiputado ha celebrado especialmente que "la resolución reconozca que el Sáhara Occidental no ha finalizado su proceso de descolonización".

Lo más visto en...

Top 50