Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dictador argentino Videla vuelve a ser juzgado

Se le juzga por el fusilamiento en 1976 de una treintena de presos en una cárcel de la provincia de Córdoba

La justicia argentina ha vuelto a sentar en el banquillo al dictador Jorge Rafael Videla por el fusilamiento en 1976 de una treintena de presos en una cárcel de la provincia de Córdoba, en el centro del país. Videla, de 84 años, regresa al banquillo de los acusados después de 25 años.

En 1985, el dictador fue condenado a cadena perpetua en el histórico juicio a las Juntas Militares durante el mandato del fallecido ex presidente Raúl Alfonsín, pero cinco años después fue indultado por el entonces presidente, Carlos Menem. Regresó a la cárcel en 1998 y ocho años más tarde un juez anuló el indulto del que se había beneficiado, decisión que la Corte Suprema ratificó en abril pasado.

Por el juicio oral y público que ha comenzado, a cargo del tribunal provincial cordobés, desfilarán durante cuatro meses unos 60 testigos. A la primera audiencia del proceso acudieron el secretario argentino de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y decenas de representantes de organismos de derechos humanos.

Además de Videla, el primero de los cuatro presidentes de la última dictadura argentina (1976-1983), están acusados el general Luciano Benjamín Menéndez y otros 23 imputados que deberán responder por los delitos de "homicidio calificado" y "torturas" . Los hechos ocurrieron entre abril y octubre de 1976, cuando los presos fueron fusilados con el falso argumento de que habían intentado fugarse de la cárcel de San Martín. Las víctimas fueron detenidas antes del golpe de Estado de 1976 que dio paso a la dictadura bajo los cargos de promover actos subversivos.