Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tormenta tropical Alex se debilita al tocar tierra en México

Se espera que gane fuerza de nuevo al pasar la península de Yucatán y entre en el Golfo.- Las lluvias asociadas al fenómeno dejan dos muertos en Guatemala y dos en El Salvador

La tormenta tropical Alex, la primera de la temporada de huracanes en el Atlántico, ha perdido intensidad y se ha convertido en una depresión tropical en su recorrido por la península de Yucatán, pero recuperará fuerza cuando emerja este lunes en el sur del golfo de México. Según Centro Nacional de Huracanes el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su último boletín de esta tarde, los vientos máximos sostenidos bajaron a 55 kilómetros por hora al interactuar con tierra, por lo que se suspendió el aviso de tormenta tropical para Belice y la costa este de la península Yucatán desde Chetumal hasta Cancún.

Alex también se ha alejado de Honduras, pero se mantienen las alertas preventivas, verde y amarilla, por las lluvias, que aunque no son torrenciales, se registran en algunas regiones, han informado fuentes oficiales. Las autoridades han informado de que en Guatemala al menos dos personas murieron en una comunidad indígena del oeste del país, al quedar soterradas por un derrumbe de tierra que les cayó encima. Además, las lluvias asociadas a Alex han causado la muerte de dos hombres en El Salvador.

El CNH pronostica que Alex se transformará en un huracán cuando se desplace sobre las cálidas aguas del golfo de México, que son un "combustible" para el fortalecimiento de los sistemas tropicales.

"Cobrará fuerza porque la temperatura del agua está lo suficientemente caliente en la zona. Hay posibilidades de que en 48 horas se convierta en un huracán mínimo (de categoría uno en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco)", ha dicho a Efe Félix García, meteorólogo del CNH. Es posible que Alex no llegue a alcanzar una categoría mayor (3,4 o 5) porque "no tendrá ni la distancia ni el tiempo suficiente", ha agregado.

Los pronósticos a cinco días del CNH vaticinan que Alex tocará tierra por segunda vez en México como huracán en la mañana del jueves. García descarta que Alex se dirija hacia la zona en el Golfo, donde la empresa BP intenta detener el enorme derrame de petróleo.

"Los modelos meteorológicos indican que el sistema se moverá hacia el oeste-noroeste, pero actualmente se desplaza más hacia el oeste. Es posible que algunas bandas de lluvias se muevan por esa área, pero no que la depresión tropical se mueva directamente hacia la zona", ha dicho el meteorólogo. Ha asegurado que los "vientos de la capa media de la atmósfera están empujando el sistema hacia el oeste del golfo de México".

Sobre la marea negra, la Guardia Costera de Estados Unidos asegura que la tormenta se dirige hacia occidente y que no representa un peligro para las labores de recogida y limpieza del crudo en las costas de Luisiana, según informó el almirante Thad Allen a los periodistas en una conferencia telefónica.