Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatados tres jefes policiales secuestrados por las FARC desde hace 12 años

El Ejército colombiano busca a un cuarto rehén, huido durante la operación militar contra la guerrilla

Un golpe de mano del Ejército colombiano ha permitido la liberación de tres miembros de la policía que llevaban casi 12 años secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Son el general Luis Herlindo Mendieta, el coronel Enrique Murillo y el sargento Arbey Delgado, que fueron rescatados con vida en un operativo en el departamento del Guaviare, en el sur del país. Los militares buscan en la zona a un cuarto rehén, el coronel William Donato Gómez, al que sus compañeros vieron huir durante la operación.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, anunció la liberación de Mendieta y Murillo en la tarde del domingo (noche en España). "Se está combatiendo en la selvas del Guaviare para sacarlos de allá ilesos", explicó desde Quibdó, capital del noroccidental departamento del Chocó. Ruth Amelia Argote, la madre de Arbey Delgado, confirmó más tarde que su hijo había sido liberado como resultado de la incursión de los militares en el campamento de la guerrilla, en declaraciones a Caracol Radio.

Mendieta y Murillo fueron secuestrados en la toma de Mitú, en el departamento selvático de Vaupés, en la frontera con Colombia, en noviembre de 1998. En ese ataque murieron 43 personas, entre militares, policías y civiles. Por su parte, Delgado y Donato fueron capturados el 3 de agosto de 1998 en la base de la policía antinarcóticos de la localidad de Miraflores, en el departamento del Guaviare. Los cuatro estaban en la lista de 22 oficiales policiales y militarescanjeables en manos de las FARC. Mendieta era el oficial de más alto rango en poder de las FARC.

Se trata de la tercera operación de rescate exitosa de rehenes en poder de la guerrilla, tras la liberación en 2008 de la política Ingrid Betancourt junto a otros 14 rehenes, y del ex congresista Oscar Tulio Lizcano, tras siete años de cautiverio, ese mismo año. En marzo pasado, las FARC liberaron al sargento Pablo Emilio Moncayo después de 12 años y tres meses secuestrado.

Según cuenta El Tiempo de Bogotá, durante sus más de 11 años de secuestro, Mendieta padeció numerosas enfermedades, entre ellas una que le limitó el movimiento de sus piernas y le ocasionó fuertes dolores.

La hija del general Mendieta, Yenny Mendieta, ha dicho en declaraciones a Caracol Radio que lo único que quiere es hablar de inmediato con su padre, que cumple hoy 53 años, y que aún no lo puede creer. "Estaba a diez minutos de nuestra finca en Boyacá cuando una amiga me llamó y me contó que mi papá está libre", ha declarado.