Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Israel se prepara para interceptar otro barco con ayuda humanitaria que se dirige a Gaza

El 'Rachel Corrie' iba a encabezar la flotilla interceptada ayer pero se retrasó por problemas técnicos y llegará a la zona entre hoy y mañana

A pesar de las condenas de la comunidad internacional a la operación que causó la muerte ayer de al menos nueve activistas propalestinos de la flotilla solidaria, Israel se prepara para impedir el acceso a Gaza del navío irlandés Rachel Corrie, cuya llegada se espera entre hoy y mañana y que también lleva ayuda humanitaria para la población de la franja.

En declaraciones a la radio del Ejército, el viceministro de Defensa, Matan Vilnaí, ha asegurado que Israel "no permitirá que se rompa el bloqueo a Gaza", a pesar de lo ocurrido ayer con la flotilla de la libertad.

Al menos nueve personas murieron ayer y unas 40 resultaron heridas cuando una unidad de elite israelí abordó los seis barcos de la flotilla en aguas internacionales, a unos 120 kilómetros de la costa de Haifa, al norte de Israel. Algunos activistas se defendieron del asalto con tirachinas, palos y sillas de plástico. El Rachel Corrie, un buque mercante reconvertido, debía haber encabezado la misión de solidaridad de la flotilla pero, por problemas técnicos, se vio retrasado 48 horas y sólo llegará a la zona entre hoy y mañana, informa el diario israelí Yediot Aharonot.

La emisora del Ejército israelí informa de que el Rachel Corrie puede alcanzar aguas de Gaza mañana miércoles. Un teniente de la Marina, bajo condición de no ser identificado, ha asegurado en una entrevista concedida este martes a la emisora que la toma del barco sería sencilla. "Nosotros, como unidad, llevaremos a cabo una investigación profesional para sacar nuestras propias conclusiones", ha indicado el teniente en referencia al asalto. "Y también estamos preparados para el Rachel Corrie", ha agregado.

El barco, que lleva el nombre de una joven activista estadounidense muerta hace siete años en Gaza al ser aplastada por una excavadora militar israelí, traslada alimentos, papel, medicamentos y otros productos de primera necesidad. A bordo del barco, que zarpó el pasado 26 de mayo desde Irlanda, hay 11 activistas. La organización irlandesa Perdana Global Peace, que se opone al bloqueo israelí sobre la franja de Gaza, informa en su página web que lo compró el 20 de abril para participar en la misión humanitaria.