Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

La OTAN y la UE piden la "liberación inmediata" de todos los civiles detenidos en la flotilla

Los 28 países miembros del Consejo Atlántico se han reunido de urgencia a petición de Turquía.- España, en representación de la UE, gestionará la libertad de los detenidos "sin condiciones"

La OTAN ha pedido "la inmediata liberación de los civiles detenidos y los barcos retenidos por Israel" tras un consejo extraordinario de los embajadores aliados convocado a instancias del Turquía, uno de los 28 países de la Alianza. A la hora de la reunión, Israel mantenía arrestados a más de 500 activistas, de los cuales alrededor de medio centenar eran de países de la Unión Europea.

La reclamación aliada de libertad para los civiles de la flotilla se hizo pública en un comunicado del secretario general, Anders Fogh Rasmussen, que plasmó casi dos horas de discusiones en las que él no estuvo presente por hallarse de vista oficial en Riga (Letonia), donde asistió a la reunión de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN.

Los comunicados del lunes de Naciones Unidas y de la Unión Europea fueron el modelo seguido por la OTAN para que su secretario general expresara su "profundo pesar por la pérdida de vidas humanas (...) y condeno los actos que han llevado a esta tragedia". Rasmussen añade su voz "a los llamamientos de Naciones Unidas y la Unión Europea para una rápida, imparcial, creíbles y transparente investigación del incidente".

La OTAN ha expresado así su repudio sin ir a medidas más contundentes, como la suspensión del diálogo y la colaboración con Israel, que Turquía tampoco solicitó, según fuentes asistentes al debate.

Liberación "sin condiciones"

El embajador español en Israel, Alvaro Iranzo, realizará mañana una gestión ante las autoridades de ese país en nombre de toda la Unión Europea para exigirles que los ciudadanos europeos detenidos en la flotilla de ayuda que iba a Gaza sean puestos en libertad de manera inmediata y sin condiciones.

Esta gestión se decidió ayer en una reunión del comité de representantes permanentes de la UE en Bruselas (COPS), según ha informado fuentes diplomáticas españolas. Hasta ahora las autoridades israelíes solo permiten la salida del país de aquellos retenidos que firman un documento en el que reconocen que han entrado ilegalmente en su territorio, a lo que muchos de ellos se niegan.

Entre los tres españoles, de momento solo Laura Arau ha firmado este documento y se espera que abandone hoy el país. Teniendo en cuenta que la flotilla fue capturada en aguas internacionales y no entraron por su propia voluntad en Israel, la UE reclamará que su libertad no sea condicionada a la firma de este documento. El embajador Iranzo, como representante de la presidencia rotatoria de la UE hará la gestión con el representante de la Comisión Europea en Israel.

Por su parte, la Liga Árabe también se reúne de urgencia para debatir sobre el ataque de Israel y cuenta con la asistencia del embajador turco en El Cairo.