Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Israel tilda de "hipócrita" la condena de la ONU contra el ataque a la flotilla solidaria

El Consejo de Seguridad lamenta las muertes pero no condena a Israel.- Al menos cuatro de los nueve muertos son turcos.- El jefe del Mosad reconoce que Israel se ha convertido en una "carga" para EE UU

Israel tilda de "hipócrita" la condena de la ONU contra el ataque a la flotilla solidaria

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado, tras casi 13 horas de intensas discusiones, el asalto perpetrado ayer por Israel contra la flotilla solidaria que se dirigía a la franja de Gaza con 10.000 toneladas de ayuda humanitaria y unas 700 personas, un operativo en el que murieron al menos nueve activistas -19 según otras fuentes- y decenas resultaron heridos. En la línea tibia marcada ayer por EE UU, el organismo lamenta y condena "la pérdida de vidas humanas y los heridos", pero no condena al Gobierno de Israel, que ha tachado a su vez de "hipócrita" la declaración.

La condena de la ONU es "precipitada, ni siquiera se ha dado un tiempo de reflexión para considerar todos los hechos", según Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Exteriores israelí. "Esta condena constituye una gesticulación automática basada únicamente en determinadas imágenes televisivas y no en un conocimiento de los hechos, además de una dosis impresionante de hipocresía", ha añadido.

Por otra parte, el ministerio turco de Exteriores ha informado que al menos cuatro de los nueve muertos en el asalto a la Flotilla de la Libertad son de nacionalidad turca.

A las dos de la madrugada hora local (ocho de la mañana en la España peninsular), la ONU ha emitido una declaración presidencial de 24 líneas en la que solicita la inmediata puesta en libertad de todos los activistas y barcos retenidos por Israel, y en la que pide una investigación "rápida, imparcial, creíble y transparente" sobre el incidente. Además, la nota califica la situación de Gaza de "insostenible" y subraya que la única solución posible al conflicto palestino-israelí es la negociada. Los países han aprobado una declaración presidencial no vinculante, que tiene un rango inferior a la resolución de condena solicitada por turcos, palestinos y países árabes, y en cuya redacción se han enfrentado las posiciones de EE UU y Turquía, de donde procedían las embarcaciones y país del que son buena parte de los muertos en el asalto.

Durante las negociaciones desapareció uno de los párrafos estudiados en uno de los borradores, en el que se instaba a Israel a que cumpliera con las obligaciones derivadas de las leyes internacionales y humanitarias. Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas llevaban reunidos con carácter de urgencia desde las 19.00 de ayer hora peninsular española a petición de Turquía, Líbano y la autoridad palestina. Ayer por la tarde, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, rechazó con duras palabras la acción israelí. A su juicio, fue un "baño de sangre" para el que exigió "una explicación urgente" y una "investigación completa". Por su parte, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha convocado "un debate urgente" para esta tarde por el ataque militar, a petición de la Liga Árabe y los países de la Conferencia Islámica.

En respuesta, Israel, que hoy ha matado a dos palestinos en un choque fronterizo, ha tachado de hipócrita la condena. Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Exteriores, la ha considerado además "precipitada, ni siquiera se ha dado un tiempo de reflexión para considerar todos los hechos". "Esta condena constituye, otra vez, un gesto automático basado únicamente en determinadas imágenes televisivas y no en un conocimiento de los hechos, además de una dosis impresionante de hipocresía", ha añadido Palmor. Sin embargo, la resolución es "insuficiente" porque no incluye los "elementos preventivos" necesarios para el futuro para Ghasan Khatib, portavoz del primer ministro palestino Salam Fayad.

Una carga para EE UU

El jefe del Mosad, los servicios de inteligencia israelíes, Meir Dagan, ha admitido este martes que Israel se ha convertido en una "carga" para Estados Unidos, uno de sus principales aliados, precisamente cuando más arrecian las críticas contra el Gobierno hebreo por su asalto a la flotilla solidaria que pretendía romper el bloqueo sobre la Franja de Gaza.

En declaraciones ante la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa del Parlamento, Dagan señaló que "Israel está pasando gradualmente de ser un activo para Estados Unidos a una carga", según informaciones del periódico israelí Haaretz recogidas por Europa Press.

Dagan ha señalado que la Administración estadounidense ha contemplado recientemente la posibilidad de presionar a israelíes y palestinos para lograr un acuerdo, pero habría dado marcha atrás al entender que este tipo de medidas coercitivas no conducen a la firma de la paz en la región.

Estados Unidos ha sido uno de los múltiples países que ha criticado a Israel por su ataque al buque turco Mavi Marmara, aunque a diferencia de otras reacciones internacionales, la norteamericana ha sido más comedida y no ha llegado de boca de ningún alto cargo del Ejecutivo.